Chile es el tercer país de Latinoamérica con mayor porcentaje de artrosis.

0 232
RIGIDEZ ARTICULAR Y CONTRACTURA MUSCULAR SON ALGUNAS DE LAS CONSECUENCIAS DE LA EXPOSICIÓN A BAJAS TEMPERATURAS DURANTE EL INVIERNO. EL TRAUMATÓLOGO DE NUEVA CLÍNICA CORDILLERA, DR. JOSÉ BALLESTEROS, ENFATIZA ACERCA DE LOS CUIDADOS QUE DEBEN TENER LAS PERSONAS QUE SUFREN ESTAS ENFERMEDADES PARA ALIVIAR LOS DOLORES CON LA LLEGADA DE LAS BAJAS TEMPERATURAS.

Según un estudio asociado al dolor crónico en Chile, un 65% de la población sufre de dolor osteomuscular, es decir, aquel que se produce por disfunción o daño que afecta a huesos, músculos, tendones o ligamentos. Y lo cierto es que, las bajas temperaturas resienten diversas partes del cuerpo, entre ellas las articulaciones, presentando mayor sensibilidad e incluso dolor ante el frío.

Y sí, se aproximan los meses más fríos del año y por este motivo es importante conocer los sencillos aliados de la naturaleza que pueden complementar el tratamiento de osteoartritis, artritis o artritis reumatoide, que hacen sufrir más a quienes las padecen durante la época invernal.

Chile es el tercer país de América Latina con más artrosis y se estima que más del 50% de la población mayor a 50 años presenta la patología en alguna articulación relevante. La artrosis de rodilla es la principal causa de deterioro en la movilidad, especialmente en mujeres.

Según el traumatólogo de Nueva Clínica Cordillera, Dr. José Ballesteros, los síntomas más habituales entre los que las padecen son el dolor, la hinchazón y la rigidez, en especial al despertar por la mañana o tras largos periodos de descanso. Las personas que padecen artrosis suelen ser especialmente sensibles a los cambios meteorológicos, sin embargo, el descenso de las temperaturas no genera ni agrava la patología, pero sí la hace más sintomática.

“Lo que sucede es que la exposición al frío provoca una disminución del riego sanguíneo, sobre todo en las zonas más expuestas de nuestro cuerpo, como las manos, rodillas y cuello, favoreciendo la rigidez articular y la contractura muscular”, explica el especialista y agrega que esto genera que disminuya la lubricación de la articulación, aumentando la fricción de sus cartílagos desgastados, el dolor y la pérdida de movilidad.

El frío y la lluvia se asocian con una vida sedentaria, es habitual que la población prefiera mantenerse dentro de casa, manteniendo el cuerpo sin mayor movilidad y por ende, provocando más rigidez muscular y contracturas. El intentar mantenerse activo a pesar del mal tiempo, el frío y la humedad, trae beneficios comprobados.

Por otra parte, el traumatólogo de Nueva Clínica Cordillera apunta a que debido a la recurrente presencia de enfermedades infecciones y virales, que pueden provocar dolor muscular, suelen confundirse con los síntomas típicos de la artritis, por lo que es mejor consultar con un especialista para optimizar el tratamiento de la enfermedad osteomuscular.


RECOMENDACIONES

Algunas de las recomendaciones que entrega el Dr. José Ballesteros para aliviar el manejo de estos dolores articulares son:

  • Hacer ejercicio, de manera suave y no forzando el cuerpo. Calentar antes de realizar deporte para prevenir lesiones.
  • Las horas de sueño deben ser de calidad, el reposo y la relajación son buenas para los huesos.
  • Mantener una buena postura.
  • Abrigarnos correctamente para evitar la rigidez e hinchazón.
  • Mantener una dieta equilibrada.
  • Aplicar calor local.

Es importante llevar un control médico con el especialista de cabecera para conocer todas las herramientas que puedan ayudar a controlar el dolor y la rigidez. De esta manera, quienes padecen estas enfermedades como osteoartritis, artritis o artritis reumatoide, pueden mejorar sin duda su calidad de vida.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.