Combatiendo las caries desde la gestación

0 106
EN LA REGIÓN DE VALPARAÍSO EL 50% DE LOS NIÑOS DE 4 AÑOS YA PRESENTA CARIES Y, LO QUE ES PEOR, ESTA  CIFRA AUMENTA A UN 70% EN LOS GRUPOS DE 6 AÑOS. ES POR ESTAS ALARMANTES CIFRAS, QUE LA PREOCUPACIÓN POR LA SALUD BUCAL DE LOS NIÑOS DEBE COMENZAR EN SUS PRIMEROS AÑOS DE VIDA, INCLUSO ANTES. SE RECOMIENDA QUE LA PRIMERA VISITA AL DENTISTA COMIENCE A LOS TRES MESES DE EMBARAZO, UNA MEDIDA FUNDAMENTAL PARA TENER UNA BUENA SALUD EN LA NIÑEZ, ADOLESCENCIA Y EN LA ETAPA ADULTA.

La educación es una de las primeras medidas que se debe tomar para tener una buena salud bucal y va de la mano con la prevención, de hecho, se pretende que el objetivo de visitar al dentista cada seis meses consista en una revisión que busca encontrar los dientes de los niños completamente sanos, gracias a buenos hábitos de higiene. Sin embargo, la realidad regional dice todo lo contrario, es por ello, que desde los primeros meses de gestación se debe tomar conciencia de la importancia de la salud bucal. Una madre con dientes sanos, tiene mayores probabilidades de tener hijos con dientes sanos.


Tips:

0-6 meses de vida:

  • Es necesario limpiar las encías del bebé con una toallita húmeda todos los días.
  • No es recomendable usar chupetes o productos con sustancias dulces.

6 -12 meses:

  • Con la aparición del primer diente es necesario iniciar el proceso de cuidado y limpieza.
  • Se recomienda usar un cepillito suave y tener mucho cuidado de no causarle daño.
  • En esta etapa, sólo se utiliza agua para el cepillado porque el bebé aún no sabe escupir y hay que evitar que ingiera el dentífrico.
  • Es importante para un desarrollo bucal con normalidad cuidar la nutrición de los primeros meses y años de vida del niño cuidando, sobre todo, las cantidades de azúcar de los alimentos.

12 meses a 2 años:

  • Se sugiere cepillar los dientes del niño después de cada comida untando levemente el cepillo con el dentífrico infantil. Se aconseja mantener esta rutina a diario.
  • Se recomienda utilizar una pasta dental adecuada para la edad y que no contenga más de 500 partículas por millón (ppm) de flúor.

3 años hasta 5:

  • Desde los 3 años, la mayoría de los niños ya tienen todos los dientes de leche, aproximadamente 20.
  • Cuando el niño haya aprendido a escupir se puede aumentar la cantidad de dentífrico hasta cinco milímetros.
  • Es recomendable que el niño consuma meriendas saludables que correspondan a los 4 grupos alimentarios.
  • En esta etapa el niño debe asistir periódicamente al dentista.
  • Controlar el consumo de azúcar, sobre todo, por las noches. El niño no debe dormir con la boca sin enjuague porque por las noches las bacterias tienen mayor tiempo de reproducción.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.