¿Cómo reconocer si padecemos depresión estacional?

La llegada del invierno sería un factor.

0 245
LA DEPRESIÓN ESTACIONAL ES UN FENÓMENO QUE EXPERIMENTAN ALGUNAS PERSONAS Y SUS SÍNTOMAS ESTÁN DIRECTAMENTE RELACIONADOS CON LA TRISTEZA, ANSIEDAD Y UNA SENSACIÓN DE VACÍO, AUNQUE SEGÚN EXPLICA EL PSICÓLOGO DE LA CLÍNICA LOS LEONES, DANIEL IBACETA, ESTE TRASTORNO SE PUEDE IR DESARROLLANDO DE DIVERSAS MANERAS.

Con la llegada del invierno existen quienes disfrutan de un café caliente, ver la lluvia caer y recostarse entre frazadas a ver una película. Pero existen otras personas que el comienzo de una temporada nubosa, con un clima frio y oscuro, puede provocar sentimientos de tristeza, ansiedad y falta de energía.

Esto se suele reconocer como trastorno afectivo emocional o depresión estacional.

El psicólogo de la Clínica Los Leones, Daniel Ibaceta, explica que “el trastorno afectivo estacional es un tipo de depresión que se da, mayormente, al término del otoño e inicio de invierno, principalmente por la reducción de las condiciones de luminosidad”. 

“El neurotransmisor que nosotros tenemos en el cerebro que se llama serotonina, va bajando, lo que produce las personas puedan sentir una falta de motivación, ganas de llorar, estado de ánimo bajo”, menciona el especialista agregando que el contexto nacional en el que estamos viviendo también puede influir en los estados anímicos. “Si sumamos lo que estamos viviendo ahora, como el tema de pandemia o la situación económica, la desmotivación y falta de energía se va acrecentando”.

Pero, ¿cómo saber si se sufre de depresión estacional? Lo primero es detectar los síntomas recurrentes en una depresión general y luego determinar si existe algún patrón relacionado con las estaciones del año, es decir, verano, otoño, invierno o primavera.

“Los síntomas principales de una depresión estacional son la tristeza, la poca energía, se puede producir insomnio y una incapacidad para sentir placer por las cosas que antes nos gustaban. Los desórdenes alimenticios, falta de concentración y problemas en la memoria a corto plazo también pueden ser otros de los síntomas a presentar, pero lo que puede llegar hacer más recurrente es una perspectiva más negativa hacia las cosas o desafíos que tiene que enfrentar”, explica Daniel Ibaceta.

 

¿Cuándo conseguir ayuda profesional?

Un círculo de apoyo y contención en estos casos puede ser esencial y marcar una diferencia. Si las personas que rodean a quien sufre de estos síntomas ven signos de alerta, es importante que se los señalen y sugieran a su ser querido que contacte un profesional. “El tratamiento se inicia desde la familia o desde el grupo de apoyo que son quienes deben detectar estos síntomas de alerta”, asegura el psicólogo de Clínica Los Leones.

Explica también que “los tratamientos pueden ser mixtos. Puede ser solamente psicoterapia, si estamos hablando de un cuadro que es leve o moderado. Cuando ya es severo hay que acompañar la psicoterapia con medicación”.

“Nosotros apoyamos a las personas para que, de esta manera, lentamente, vayan recuperando su energía, capacidad, atención, concentración, memoria, procesamiento de información, etc.”, finaliza el especialista, haciendo un énfasis en la relevancia que tiene el seguir un tratamiento y pedir ayuda: “esto puede salvar vidas”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.