El 15% de los embarazos clínicos terminan en aborto espontáneo.

Muerte gestacional, perinatal y neonatal.

0 630
LA PSICÓLOGA DE LA NUEVA CLÍNICA CORDILLERA, MARÍA JESÚS MENA, MENCIONA LA IMPORTANCIA DEL ACOMPAÑAMIENTO DURANTE EL DUELO, PERO TAMBIÉN EN LOS PRÓXIMOS EMBARAZOS QUE PUEDA TENER UNA PERSONA.

Cada 15 de octubre se conmemora el Día Mundial de Concienciación sobre la Muerte Gestacional, Perinatal y Neonatal, donde diferentes organizaciones, madres, padres y centros de salud promueven y concientizan sobre esta problemática.

El artículo sobre “El aborto en Chile: aspectos epidemiológicos, históricos y legales” indica que, aproximadamente, el 15% de los embarazos clínicos terminan en aborto espontáneo, sin embargo, si se consideran los embarazos subclínicos la frecuencia asciende entre al 30% y el 50% de las gestaciones.

La psicóloga de la Nueva Clínica Cordillera, María Jesús Mena, menciona que “una madre o un padre que ha perdido a un hijo o hija en gestación suele sufrir un duelo que muchas veces en invisibilizado por los centros de atención, a nivel familiar y social”.

“Muchas veces cuesta que las personas que nos rodean dimensionen el impacto que tiene esta pérdida, por ende, como profesionales de la salud mental tenemos un desafío por delante, que es poder acompañar y entregar contención emocional durante este proceso de gran dolor para muchas familias”, expresa la especialista.

También agrega que es fundamental contar con redes de apoyo ya que “estas ayudan a transitar el duelo de manera saludable”. Es por esto que en septiembre de 2021 se promulgó la Ley Dominga, la cual establece un estándar especial en relación con el manejo clínico y acompañamiento a madres y padres que hayan sufrido una muerte gestacional o perinatal.

El objetivo de esta ley es que todas las instituciones de salud cuenten con un protocolo en caso de muerte perinatal, con manejo clínico y acompañamiento psico-emocional para contener a la madre, al padre y al núcleo más cercano.

“Esta ley es super importante, ya que no sólo tiene en cuenta el proceso durante el duelo, sino que también, asegura que las personas gestantes que hayan vivido muertes perinatales puedan tener acceso a acompañamiento de un equipo especializado para los próximos embarazos, y así poder estar preparada psicológicamente”, concluye.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.