La ciudad que frenó en seco al COVID-19

0 233
MIENTRAS EL PROCESO DE VACUNACIÓN MÁS DESAFIANTE EN LA HISTORIA AVANZA A DISTINTOS RITMOS, EXISTE UN LAMENTABLE FACTOR COMÚN: LA RESISTENCIA A LA INMUNIZACIÓN.

Y si bien la comunidad científica a nivel internacional ha relevado el uso de las vacunas como una de las medidas sanitarias más efectivas no solo para controlar los efectos del SARS-CoV-2, sino un número importante de enfermedades, la experiencia de la comunidad de Serrana sin duda refleja el efecto de inmunidad de rebaño a la que esperan llegar cada uno de los países afectados por esta pandemia.

De esta forma, en un esfuerzo colectivo y con el apoyo del Instituto Butantan, uno de los centros de investigación más importantes del mundo, la comunidad de esta ciudad de más de 45.000 habitantes ubicada en el sureste de Brasil logró inocular, con la vacuna CoronaVac del laboratorio chino Sinovac, al 98% de su población objetivo (quedando fuera los menores de 18 años, mujeres embarazadas o lactantes y personas con enfermedades graves), presentando en mayo pasado importantes hallazgos: Mientras los casos que presentaron síntomas de covid-19 disminuyeron en 80%, las hospitalizaciones decrecieron un 86% y las muertes un 95%.

Efectos secundarios

De la misma forma, los científicos informaron que con la disminución de la circulación del virus en los mayores de 18 años, los casos en menores también disminuyeron, mientras se generó un “cinturón inmunológico”, ya que los cerca de 10.000 trabajadores que viajaban diariamente a Ribeirão Preto no introdujeron el virus a su comunidad.

Finalmente, se generó un “efecto dominó” en la comunidad, ya que en su planificación dividieron a la población en sectores, las que al alcanzar un 75% de cobertura repetían el patrón de disminución de casos, hospitalizaciones y muertes, demostrándose así el efecto de “inmunidad de rebaño” que se daba al alcanzar altas tasas de vacunación.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × cuatro =