¿Qué son los cuidados paliativos?

0 370
LOS CUIDADOS PALIATIVOS CONSISTEN EN LA ATENCIÓN INTEGRAL DE PACIENTES CON ENFERMEDADES QUE NO RESPONDEN AL TRATAMIENTO, ENTRE ELLAS CÁNCER, CARDIOPATÍAS, TRASTORNOS NEUROMUSCULARES Y MUCHAS OTRAS, PARA CONSEGUIR LA MEJOR CALIDAD DE VIDA POSIBLE.

A medida que la población envejece, se hace más necesario ofrecer cuidados a las personas con enfermedades avanzadas, que ya no tienen tratamiento para dichas enfermedades.

Estos cuidados se encargan de dar confort y soporte a los pacientes y sus familias, procurando que los pacientes dispongan de días conscientes,  libres de dolor y con los síntomas bajo control, de tal modo que los últimos días puedan transcurrir con dignidad, en sus casas o en un lugar lo más parecido posible, rodeado de gentes que los quieren.

Los cuidados paliativos tienen una historia antigua, ya que desde el siglo IV D.C, se empiezan a aplicar en los hospicios, de la palabra latina “hospes”, que significa invitado o huésped. Estos hospicios florecieron en Europa en el siglo IX D.C para enfermos, heridos o moribundos, así como para viajeros y peregrinos. Su mayor expansión la tuvieron en el siglo XII D.C en Francia de la mano de organizaciones religiosas, desapareciendo en la Edad Media, resurgiendo en el siglo XIX D.C en Lyon, de la mano de Madame Jeanne Garnier, luego de ello empezaron a resurgir en toda Europa a principio del siglo xx.

El inicio moderno de como los conocemos actualmente surge en 1967, con la fundación de St. Cristopher´s  Hospice en Londres. Estas instituciones mostraron buenos resultados en el control de síntomas y mejoría en la calidad de vida de estas personas y sus familias, siendo su fundadora, Cicely Saunders una pionera en esta área.

Ya a fines del siglo XX, en 1980 la OMS (Organización mundial de la Salud) incorpora oficialmente el concepto de Cuidados Paliativos y promueve el Programa de Cuidados Paliativos como parte del Programa de Control de Cáncer. Una década y media después la PAHO (Organización Panamericana de la Salud) también lo incorpora oficialmente a sus programas asistenciales. En el año 1987 en Inglaterra, es nombrada como una subespecialidad de la medicina, comenzando a llamarse Medicina Paliativa.

La última definición data del año 2002, y es la siguiente; “cuidado activo e integral de pacientes cuya enfermedad no responde a terapéuticas curativas. Su fundamento es el alivio del dolor y otros síntomas acompañantes y la consideración de los problemas psicológicos, sociales y espirituales. El objetivo es alcanzar la máxima calidad de vida posible para el paciente y su familia. Muchos aspectos de los cuidados paliativos son también aplicables en fases previas de la enfermedad conjuntamente con tratamientos específicos”.

Por su parte, en Latinoamérica comenzaron a formarse gradualmente desde finales del siglo XX e inicios del siglo XXI, existiendo en Argentina y Chile programas nacionales de salud. Actualmente aunque en Latinoamérica existen 693 servicios de cuidados paliativos, sólo 6 cuentan con una Ley de cuidados paliativos, siendo uno de ellos Chile. Las organizaciones de estos cuidados son dispares y difiere en los diferentes países de la zona.

Si bien es una las disciplinas de la salud más humana, completa y holística. A pesar de ello en Latinoamérica se forman pocos especialistas en esta área, muriendo en la actualidad niños y adultos con sufrimiento físico y emocional, situación que podría ser evitada. Es por esto que como sociedad debemos velar por brindar un final digno, humano y compasivo  a aquellos enfermos terminales o incurables.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.