Dr. Georg Hübner Arancibia: “Soy una persona trabajólica, extrovertida y comprometida con los desafíos que asume”

0 322
EL MÉDICO CIRUJANO Y EXSECRETARIO REGIONAL DEL MINISTERIO DE SALUD DE LA REGIÓN DE VALPARAÍSO, GEORG HÜBNER ARANCIBIA, SE DESCRIBIÓ COMO UNA PERSONA APASIONADA, QUE LE GUSTA LO QUE HACE Y QUE SIEMPRE ESTÁ “DISPONIBLE PARA AYUDAR Y ACONSEJAR A LA COMUNIDAD”.

Nacido en la Región de Valparaíso, titulado como médico cirujano y con una tremenda vocación por el servicio público y la comunidad, Georg Hübner Arancibia se ganó la oportunidad de ser nombrado secretario regional Ministerial de Salud de la región de Valparaíso por el periodo 2021-2022.

El rol asumido en la región que lo vio nacer se dio en un contexto de plena pandemia sanitaria. El extraño suceso, otorgó nuevos desafíos y obligó a generar estrategias sanitarias que fueron desde lo político a lo social.

Ahora, desde lejos, como un ciudadano más, y en su nuevo cargo como director Médico del Hospital de Niños de Viña del Mar, Georg Hübner Arancibia recordó su paso como secretario regional del Ministerio de Salud de la V Región.

 

“Fue un año intenso, porque fue condensado. El principal rol significó abordar lo que fue la pandemia, porque es algo que no se había vivido en mucho tiempo. Significó articular toda la red sanitaria pública y privada. Esta pandemia no solamente afectó desde al ámbito sanitario, sino que también fue una crisis desde lo social y lo económico”.

 

¿Quedó algo pendiente por hacer o por mejorar en el ámbito de la pandemia?

Me quedo con la sensación de que como Ministerio fuimos capaces de abordarlo de manera integral y así ha sido reconocido públicamente por organismos internacionales. Siempre existe la posibilidad de ir potenciando otras áreas de trabajo en función de la salud. Hay tareas pendientes, hay desafíos que abordar, pero me voy con la conciencia de haber cumplido la misión en un momento particular. Estoy contento de haber tenido la oportunidad de contribuir luego de estar ligado al servicio público por 15 años. Fue algo muy positivo que me permitió crecer en lo profesional y como persona. 

 

¿Piensa que lograron calmar a la ciudadanía en un momento de alta conmoción colectiva?

Yo creo que sí, porque una línea de trabajo que establecimos fue involucrarnos con el mundo social, nuestros móviles de testeo, vacunación y estrategias de cuadrillas sanitarias. Tenía la misión de generar vinculación y trabajo continuo con la comunidad, hacerlos participes de la solución fue algo muy importante. Establecimos un trabajo muy de la mano y el mundo social me lo ha hecho ver, se sintió muy protegido por la institución.

 

¿Qué le diría a la gente y a las autoridades?

Nosotros hicimos un trabajo muy ligado con la comunidad, logramos niveles de cobertura muy positivos por sobre otras regiones. Se cumplió la misión en ese momento, pero hay que seguir avanzando, la pandemia no ha terminado, estamos en un mejor pie, pero obviamente no hay que relajarse porque todavía hay cosas que pueden venir.

 

¿Cómo cree que lo están haciendo las actuales autoridades?

Estoy siempre observando y viendo el contexto que se va dando, pero estoy como un ciudadano más viendo cómo se van dando todas las medidas respectivas. Por haber tenido este rol uno es líder de opinión y siempre estoy disponible para ayudar y aconsejar a la comunidad. Sin embargo, el rol lo tienen las actuales autoridades de Gobierno y uno es respetuoso de dicha situación.

Hay cosas que hay que mejorar, principalmente lo que tiene que ver con la percepción, creo que actualmente hay una percepción de riesgo muy baja y la única forma es que la ciudadanía perciba que la pandemia está en otra condición, y eso es un arma de doble filo, porque cuando vemos que hay menos vacunas con la cuarta dosis, que los niños tienen cobertura más baja y las embarazadas también, eso hace que en la práctica haya un mayor riesgo. 

 

¿Qué opina del plan comunicacional del actual Ministerio de Salud de la V Región y de la percepción de relajo entre las personas?

Sabemos que actualmente la variante Omicron es la más predominante, pero obviamente nuestra principal arma de protección es la vacunación y en esa misma línea el mantener informada a la comunidad es un elemento que hay que retomar, que no exista la percepción de que la pandemia se ha acabado.

Hay que ser claros en el mensaje, ha sido un poco dubitativo, no ha sido muy claro y eso genera en la población sensaciones de una seguridad que no es correcta. Los mensajes son poco claros y en ese sentido la ciudadanía percibe que estás en buen pie, pero no tiene claridad de cómo se puede venir en un futuro. Ahí es importante establecer estrategias que vayan en la línea de poder avanzar en lo que es a la comunicación de riesgo, lo que es fundamental como estrategia que permita logar los niveles de cobertura que nosotros alcanzamos en su momento.

 

¿Cómo es su relación con la gente desde que fue secretario regional del Ministerio de Salud de la Región de Valparaíso?

Algo que me pasó hace poco, una persona se acercó a mí a agradecerme todo el trabajo realizado durante la pandemia. El hecho de haber establecido un trabajo horizontal, de comunicación con la comunidad, de estar siempre disponible. Eso generó esa cercanía que a veces la ciudadanía siente lejana con las instituciones públicas.

En plena pandemia a veces andaba en transporte público y la gente me agradecía por el esfuerzo. A uno lo ven en la televisión, pero no conocen todo el trasfondo que hay detrás, todo el esfuerzo que hay que realizar, que hay que estar 24/7 y todo el desgaste familiar que eso significa. Pero cuando hay gente que reconoce eso, es la mejor gratitud que puedes recibir.

 

¿Siempre ha tenido vocación por el servicio público?

Desde de mi desarrollo profesional en la universidad fui generando lazos con el mundo social y consideré que el servicio público era una gran oportunidad, no solo para escuchar las problemáticas de la gente, sino también para ser un vehículo para encontrar mejoras y soluciones.

 

El hospital ha tenido en su historia siempre un foco pediátrico, nos hemos destacado más de 100 años en eso, en todo lo que es la infancia. Siempre estamos ampliando y tratando de dar apoyo, no solo al niño, sino también a todos sus familiares y gente cercana. Una institución con 100 años de historia tiene un sello en la ciudad, pero lo importante es que los niños y su familia se puedan sentir protegidos.

 

¿Qué tareas pendientes tienen con los niños de la V Región y que puedan realizarse en el Hospital?

Hay muchas cosas por hacer, como alianzas colaborativas, con ayuda del mundo universitario e instituciones públicas y privadas. Queremos seguir potenciando la contribución que ha dado el hospital de niños en la V Región, porque tenemos una historia, hay una trayectoria. Estamos viviendo en una sociedad en la que estamos pasando por momentos bastante difíciles.

La forma de relacionarnos a veces no es la óptima, entonces creo que es necesario tratar de contribuirlo y tratar de vivir en un ambiente de mayor armonía y paz. Hay que seguir potenciando nuestro rol y hacer crecer la trayectoria que ha alcanzado en estos 100 años el hospital.

 

¿Cómo cree que lo describirían sus amigos y familiares?

Como una persona trabajólica, extrovertida, comprometida y que se la juega en los desafíos que asume. Muy apasionado.

Trato de actuar bajo los valores que me inculcaron mis padres, actuar siempre correctamente, siempre con la verdad, ser respetuoso con las personas. Ellos han sido pilares fundamentales, pese a las dificultades que pudieron tener siempre me inculcaron valores que me han permitido enfrentar la vida de la mejor forma. Ellos fueron parte importante de lo que soy en la actualidad y uno trata de transmitir eso con quien lo rodea.

 

¿Tiene algún pasatiempo o talento desconocido?

Uno de mis grandes hobbies que tengo es cocinar, trato de poder darle tiempo a la cocina cada vez que puedo. Tengo grandes maestros, mi abuela y mi madre, que me enseñaron cosas en la infancia, siempre estuve mirando como ellas lo hacían, es una de las cosas que me gustan y que trato de hacer cuando puedo”.

La comida siempre nos une, en entornos familiares, entorno de amigos y es algo que me gusta y que intento hacer. Las críticas son positivas, me voy más al lado de la repostería, tengo compañeros míos de la universidad y también conocidos que siempre han dado buenas críticas en ese sentido.

Trato de buscar siempre cosas relacionadas con el crecimiento personal, trato de ver y leer cosas positivas que me hacen ser una mejor persona con quienes me rodeo. Busco libros o documentales en esa línea, que vayan en lo que es la construcción de la persona, creo que cuando uno está bien, cuando se siente a gusto y se va nutriendo de cosas positivas, te permite transmitir y reflejar de mejor manera la esencia que uno es.

 

¿Se considera una persona sensible?

El hecho de estar conectado con la comunidad, el estar en el servicio público, me ha generado una sensibilidad mayor, a la larga uno trata de mejorar siempre. Eso a uno lo hace mantenerse con los pies sobre la tierra, más cuando empieza a asumir roles que son de importancia en la práctica, donde uno tiene mayor poder de acción y decisiones importantes.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho − uno =