¿Sufre secuelas leves de Covid-19? Especialista entrega ejercicios prácticos para hacer en casa y recuperarse más rápido

0 211
SI BIEN LA RECOMENDACIÓN SIEMPRE ES ACUDIR A UN PROFESIONAL, EXISTEN ALGUNOS EJERCICIOS KINESIOLÓGICOS QUE SE PUEDEN REALIZAR EN CASA Y QUE PODRÍAN AYUDAR A LAS PERSONAS QUE TIENEN SECUELAS LEVES DE ESTA ENFERMEDAD A TENER UNA MEJOR CALIDAD DE VIDA.

Según datos del Ministerio de Salud, en nuestro país más de 3 millones de personas se han contagiado de coronavirus. Es probable que varios de ellos hayan podido quedar con secuelas producto de esta enfermedad, siendo algunas de las más comunes: sensación de falta de aire o dificultad para respirar, fatiga o sensación de cansancio, tos y dolor muscular.

“La mayoría de las personas que tuvieron Covid se recuperan en un período de 2 a 3 semanas aproximadamente. Cuando los signos y síntomas continúan posterior a 4 semanas después de ser diagnosticado y, si estos persisten en el tiempo, podría hablarse de secuelas”, sostiene Héctor Sepúlveda, kinesiólogo de Grupo Medical, compañía líder en el área de la salud que presta servicios clínicos y administrativos a hospitales tanto públicos como privados.

Ante esto, agrega que siempre es importante ser evaluado por un profesional, ya que todas las personas presentan situaciones y condiciones de salud distintas, por lo cual es fundamental realizar una rehabilitación en base a su condición. Sin embargo, el profesional entrega algunas recomendaciones para que las personas puedan superar algunas secuelas leves de Covid-19 con ejercicios fáciles de implementar y desde sus casas.

  1. Sentarse en una silla, y realizar el movimiento de pararnos y volvernos a sentar. Repetir esto hasta que genere un nivel de cansancio leve o moderado. Ir progresando hasta realizar más repeticiones.
  2. Soplar a través de una bombilla conectada a una botella de agua, para hacer burbujas. Mantener de 30 segundos a 1 minuto aproximadamente, dependiendo del nivel de cansancio que genere este ejercicio.
  3. Respiración labios fruncidos: inspirar lentamente por la nariz, aguantar el aire 2-3 segundos, si se puede. Soplar lentamente por la boca formando una U con los​​​ labios.
  4. Respiración diafragmática: Acostado con piernas semiflectadas, colocar las manos en el abdomen para notar como ingresa y sale el aire. Tomar aire por la nariz (el máximo que se pueda) y sacarlo lentamente por la boca con los labios fruncidos.
  5. Finalmente, es fundamental mantenerse en movimiento, ya que mantenernos activos genera múltiples beneficios que logran combatir estas secuelas.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.