Una receta para la salud familiar

Higiene en la cocina y conservación de alimentos.

0 410
YA COMIENZA EL VERANO, POR LO QUE LA TEMPERATURA COMENZARÁ A CAUSAR ESTRAGOS EN ALIMENTOS QUE NO ESTÉN EN ADECUADAS CONDICIONES. UNA SEÑAL DE ALERTA PARA COMPROMETERNOS AÚN MÁS CON LA HIGIENE GENERAL.

En el refrigerador

Algunas recomendaciones para sacar el máximo provecho a este artefacto nos ayudarán al cuidado de los alimentos. Para ello:

  • No poner en el refrigerador los alimentos crudos junto a los ya cocidos, debido al riesgo de contaminación cruzada.
  • No abrir el refrigerador más de lo necesario (para no alterar su temperatura interior).
  • No vuelva a congelar un alimento ya descongelado, porque durante este proceso muchos microorganismos se han reactivado, incrementando su presencia en los alimentos.
  • Mantenga limpia y seca la despensa o lugar donde guarda sus alimentos.

Los alimentos

Como parte fundamental de nuestra vida, los alimentos requieren un cuidado estricto para conservarse de la mejor forma, para nuestra nutrición y la de toda la familia.

  • Pescado

Debe conservarse en la zona más fría del refrigerador, ya que se deteriora con especial rapidez. Se aconseja comprar únicamente el pescado que se va a consumir el mismo día.

  • Carnes

Su deterioro también es rápido, por lo que debe disponerse en el congelador en celofán o aluminio y ser consumida antes de 48 horas de haberla comprado. Los cortes grandes se conservan durante más tiempo que los pequeños.

  • Lácteos

La leche pasteurizada, el yogurt y los quesos frescos deben guardarse en el refrigerador, y el tiempo máximo de conservación de la leche pasteurizada y los quesos frescos es de unos tres días.

  • Frutas y Verduras

La frutas maduras y las verduras deben conservarse en el refrigerador en las zonas menos frías, que en general son los cajones inferiores. En estas condiciones el tiempo máximo de duración oscila entre dos y siete días.

En la cocina

En este espacio íntimo del hogar, los artefactos, mesas y espacios requieren un cuidado especial para la disposición y preparación de nuestros alimentos.

  • Horno microondas

Para que el horno microondas conserve toda su capacidad de cocimiento, límpielo después de cada uso con una fibra de plástico y una solución de bicarbonato en agua.

  • Horno

Cuando algún alimento se derrame y ensucie el horno, rocíe inmediatamente sal o bicarbonato y deje que enfríe. Después limpie con un trapo húmedo o estropajo, y la mancha se quitará fácilmente.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

siete − 4 =