De acuerdo a datos del ISP, prevalencia se incrementa en invierno

Chile registra aumento de un 43,5% del virus respiratorio sincicial

0 180
EL ÚLTIMO ESTUDIO DEL INSTITUTO DE SALUD PÚBLICA EVIDENCIÓ QUE LOS CONTAGIOS POR VIRUS SINCICIAL AUMENTARON CASI CUATRO VECES EN COMPARACIÓN CON LOS AÑOS 2018 Y 2019. LA PEDIATRA DE NUEVA CLÍNICA CORDILLERA, DRA. SHIRLEY OVIEDO, ENFATIZA EN CÓMO PREVENIR ESTA Y OTRAS ENFERMEDADES RESPIRATORIAS DURANTE ESTE INVIERNO.

Es el responsable del 40% a 50% de las neumonías y bronquiolitis del año en el país, y la principal causa de hospitalizaciones e infección respiratoria aguda baja en lactantes -2% a 3% de los lactantes sanos debe ser internado por esta condición-. Hablamos del Virus Respiratorio Sincicial (VRS) que genera una infección del tracto respiratorio inferior en personas de todas las edades.

El último informe de Vigilancia de Virus Respiratorios, elaborado por el Instituto de Salud Pública, evidencia que efectivamente el VRS es hoy el de mayor circulación con un 43,5%, aumentando casi cuatro veces en comparación con mayo de 2019, el cual afecta principalmente a niños y niñas de 1 a 4 años.

De las 2.697 muestras analizadas del 22 al 28 de mayo, 1.239 resultaron positivas para virus respiratorios. De ellas, el virus sincicial fue detectado 539 veces, siendo el con mayor frecuencia. En la misma semana, pero de los años 2018 y 2019, hubo 152 y 110 casos respectivos.

Según el estudio, los virus respiratorios que han tenido mayor impacto en la población chilena luego del Sincicial es la Parainfluenza con un 20,9%, la Influenza con 18,2%, el Metapneumovirus con 8,6%, el Adenovirus con 4,8%, le sigue el Sars-Cov-2 con 3,8% y finalmente, la Influenza B con un 0,3% de contagios.

Sin embargo, el aumento considerable del VRS preocupa, sobre todo por su impacto en adultos mayores, inmunodeprimidos, personas con enfermedades cardíacas y respiratorias, y lactantes, dado que en los meses de julio y agosto tienden a evidenciar el peak de esta enfermedad que, anualmente deja a un promedio de 5 mil niños internados bajo cuidados especiales a lo largo de todo Chile.

Según la pediatra de Nueva Clínica Cordillera, Dra. Shirley Oviedo, “la principal fuente de contagio es a través de las secreciones de las vías respiratorias altas del paciente infectado a través de las gotitas y por la contaminación de las manos y objetos que han estado en contacto con estas secreciones. La eliminación del virus a través de secreciones de los pacientes puede durar de 3 a 8 días, y en lactantes pequeños se puede prolongar hasta 3 o 4 semanas”.

Y, ¿cuándo aparecen los síntomas? Por lo general, comienzan a aparecer entre 4 y 6 días posterior a la infección. “Estos suelen ser congestión nasal, poco apetito, fiebre, tos, estornudos, fiebre, sibilancias”, señala la especialista.

Pero, una vez termina el contagio, los cuidados deben ser estrictos. Estos virus persisten en la superficie de los objetos contaminados durante varias horas y en las manos al menos durante media hora y la prevención consiste en extremar las medidas higiénicas: lavado de manos, uso de guantes, batas protectoras, entre otros.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.