El 25% de los chilenos presenta un alto riesgo de tener una enfermedad cardiovascular.

0 739
ESPECIALISTAS ADVIERTEN LO IMPORTANTE DE RETOMAR LAS CONSULTAS MÉDICAS Y LOS CONTROLES PREVENTIVOS TRAS LA PANDEMIA, ASÍ COMO TAMBIÉN ESTAR CONSCIENTES DE LOS POSIBLES SÍNTOMAS QUE PUEDE EXPERIMENTAR UNA PERSONA. EL CARDIÓLOGO RAÚL SUED DE NUEVA CLÍNICA CORDILLERA, ENTREGA INFORMACIÓN SOBRE QUÉ SIGNOS SON PREOCUPANTES Y CÓMO REACCIONAR ADECUADAMENTE ANTE ELLOS.

Las enfermedades cardiovasculares son una de las principales causas de muerte, tanto en Chile como en el mundo. Estas patologías no hacen distinción de género, ya que afectan tanto a mujeres como a hombres. La hipertensión, los infartos al miocardio y los accidentes cerebrovasculares son algunos de los trastornos más comunes dentro de este grupo de enfermedades.

Si analizamos factores de riesgo, la prevalencia de la hipertensión arterial en Chile es del 27,3%. Sin embargo, esta cifra aumenta significativamente en personas mayores de 65 años, llegando al 73,3%. En tanto, el tabaquismo, la obesidad y el sedentarismo son factores que contribuyen al desarrollo de estas enfermedades, que afectan principalmente a la población masculina. Sin embargo, en el caso específico del infarto al miocardio, es más mortal en mujeres.

Es de vital importancia comprender, en primer lugar, cuáles son los síntomas principales que el cuerpo puede manifestar ante un problema cardíaco o un posible infarto. En este contexto, el cardiólogo Raúl Sued de Nueva Clínica Cordillera, enfatiza la importancia de hacerse preguntas y buscar soluciones de manera inmediata ante las señales que se presenten.

“Si un paciente presenta condiciones como hipertensión, consumo excesivo de tabaco, niveles elevados de colesterol, un estilo de vida estresante, falta de actividad física y sobrepeso, y experimenta síntomas como dolor en el pecho, malestar estomacal, dolor en el brazo, sensación de angustia u opresión en el pecho, es crucial que acuda directamente a una sala de urgencias. Cuanto más tiempo pase sin recibir tratamiento, mayor será el riesgo y la posibilidad de pérdida de tejido cardíaco” aclara el profesional.

Por otra parte, si un paciente experimenta falta de aire cada día con menos esfuerzo, hinchazón en las piernas o los pies, disminución en la cantidad de orina o dificultad para estar acostado, estos síntomas pueden ser indicativos de insuficiencia cardíaca. En tales casos, el paciente también debe buscar atención médica de urgencia o consultar a un médico. “Por otro lado, si se trata de un paciente joven y no sedentario que experimenta síntomas incómodos como dolor en el pecho, falta de aire o palpitaciones, es importante considerar los antecedentes familiares y evaluar otras posibles causas de los síntomas” señala Sued.

El especialista enfatiza que si no se presentan factores de riesgo, pero existen antecedentes familiares, o si son hombres mayores de 40 años o mujeres mayores de 50 años, es recomendable iniciar con chequeos cardiovasculares, como la medición de la presión arterial, electrocardiogramas y posiblemente pruebas de esfuerzo u otros exámenes. El médico determinará si es necesario considerar el uso de medicamentos u otros tratamientos.

Junto con esto, el cardiólogo de Nueva Clínica Cordillera, Raúl Sued aclara que “la mejor manera de cuidar el corazón es adoptando un estilo de vida saludable, lo cual implica evitar el consumo de tabaco y otras drogas, así como realizar ejercicio aeróbico regular, como caminar o andar en bicicleta”.

También es importante mantener los niveles de colesterol en rangos aceptables. Estas medidas contribuyen a promover la salud cardiovascular y reducir el riesgo de enfermedades del corazón.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.