Mes del corazón: cómo la salud mental y la buena alimentación pueden prevenir problemas cardíacos.

0 960
SI BIEN SIEMPRE DEBERÍAMOS PREOCUPARNOS POR NUESTRA SALUD CARDIOVASCULAR, ES EN ESTE MES CUANDO MÁS ATENCIÓN LE OTORGAMOS. POR ESO, LOS ESPECIALISTAS DE LA CLÍNICA NÚCLEO SALUD ENTREGAN RECOMENDACIONES DESDE ESPECIALIDADES QUE PARECEN MUY DISTINTAS, PERO QUE PUEDEN AYUDAR A NUESTRO CORAZÓN.

Aunque parecen áreas opuestas, cerebro y corazón están profundamente conectados. Es por eso que la salud mental es uno de los aspectos que no debemos dejar de lado si queremos prevenir afecciones cardíacas.

Algunos episodios que cada vez son más comunes como las crisis de angustia y de pánico, pueden transformarse en detonantes de problemas al corazón. ¿La razón? Estas experiencias generan taquicardia y, como explica el psicólogo y especialista de la Clínica Núcleo Salud, Leandro Farías, muchas personas llegan al médico pensando que es un problema al corazón, pero finalmente su detonante viene desde el cerebro.  “Luego de que los exámenes al corazón no arrojan nada alterado, generalmente son derivados a profesionales como psiquiatras o psicólogos”.

El mismo especialista entrega recomendaciones para que problemas en la salud mental no se traspasen al corazón:

  • Expresar lo que se siente: “Las crisis de pánico y de angustia están relacionadas con las emociones, por eso las personas que cuentan sus problemas y no temen hablar de lo que les pasa disminuyen el riesgo de vivir estas situaciones que terminan en taquicardias”, cuenta el psicólogo de Clínica Núcleo Salud. “Hay que entender que las emociones se van acumulando y que, si no las dejamos salir, explotan”, explica Leandro Farías.

  • Salud mental también es vida saludable: Reposar las horas necesarias hasta alcanzar una correcta higiene del sueño. Es decir, un descanso reparador. En este punto los ejercicios de relajación ayudan de gran manera a la mente y en consecuencia, al corazón.

Otro ámbito que no hay que dejar afuera cuando queremos cuidar el corazón es la alimentación. Algunas enfermedades cardiovasculares se pueden desarrollar como consecuencia de un mal control de otras patologías como diabetes, hipertensión y el colesterol elevado. Al respecto, la nutricionista de Clínica Núcleo Salud, Ruth Igor, entrega consejos para cuidar la salud del corazón.

  • Ojo con el alcohol:El llamado es a evitar el consumo frecuente ya que está totalmente asociado al aumento del colesterol total y triglicéridos, los que aumentan las probabilidades de sufrir un infarto”, explica la nutricionista.

  • Cambios en la dieta: Un buen primer paso es agregar pescados como el atún, jurel y salmón a la rutina alimenticia. “Además, una recomendación importante es evitar las frituras, las grasas saturadas y si vamos a comer carnes rojas, que sean cortes bajos en grasa como la posta, punta de ganso, choclillo o el lomo liso”, aconseja.

  • Poner atención en el aceite: Lo ideal es cocinar con la cantidad mínima de este producto y remplazarlo por preparaciones al jugo, al horno o al vapor. Para aliñar las ensaladas lo mejor es hacerlo con aceite de oliva y canola que poseen omega 9 y 3, los que ayudan a la salud cardiovascular.

 

Por último, siempre es recomendable mantener un estilo de vida activo, con el ejercicio físico como parte de la rutina.

Además, es clave realizar chequeos preventivos al menos una vez al año, y frente a síntomas de sospecha cardiovascular o presentar algún factor de riesgo para la salud del corazón, siempre es importante consultar con un especialista.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.