Hipertensión sigue siendo una de las principales causas de muerte en Chile.

0 834
A MENUDO, ES CONOCIDA COMO EL «ASESINO SILENCIOSO» DEBIDO A QUE PUEDE CAUSAR GRAVES DAÑOS A LA SALUD SIN PRESENTAR SÍNTOMAS EVIDENTES. EN UN NUEVO DÍA MUNDIAL DE CONCIENTIZACIÓN, EL PRÓXIMO 17 DE MAYO, EL MÉDICO INTERNISTA, DR. HOWARD DELUCCHI DE CLÍNICA LOS CARRERA, EXPLICA EL POR QUÉ.

La hipertensión es una enfermedad crónica que afecta a millones de personas en todo el mundo. Inclusive, muchos de estos pacientes desconocen que la posee, lo que implica que las cifras de no diagnosticados puedan ser mayores. En Chile, aproximadamente uno de cada cuatro hombres y una de cada cinco mujeres vive con HTA, sumando más de cuatro millones de personas. Y es que, en el país, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte.

La presión arterial alta es un trastorno grave y un factor de riesgo clave para las enfermedades del corazón, sin embargo, no existe ninguna señal de advertencia. Por esta razón, es considerada una “asesina silenciosa” y tras la pandemia, muchos de estos diagnósticos se han retrasado. Según el Dr. Howard Delucchi de Clínica Los Carrera:

“Por desgracia, muchas personas se dan cuenta de la enfermedad cuando ya tienen daños en otros órganos. Como su nombre lo indica, la hipertensión es el aumento de la presión en los vasos sanguíneos, esto conlleva a que aumente la resistencia dentro del vaso y, por lo tanto, se compromete el riego sanguíneo a los órganos vitales que son el cerebro, el riñón, el hígado y el pulmón”.

Si a esto, le sumamos que el 45% de los infartos y al menos, la mitad de los accidentes cerebrovasculares también visualizan a la hipertensión como responsable, el panorama cambia rotundamente. Para el médico internista una hipertensión no tratada produce daños del sistema circulatorio y “es sumamente peligrosa debido a que ataca pudiendo producir accidentes cerebrovasculares, en el corazón produciendo infarto agudo al miocardio, en los riñones produciendo insuficiencia renal, también afecta los vasos de la retina produciendo ceguera, y al afectar el sistema circulatorio periférico, podrían producir isquemias agudas de las extremidades inferiores”.

Afortunadamente, la hipertensión arterial es una enfermedad prevenible y controlable. Algunos estudios siguen tratando de demostrar que es una enfermedad reversible pero todavía no existen suficientes datos que lo demuestren. Lo que sí se ha demostrado es que el cambio de hábitos de los pacientes es el punto más importante y hace que aquellos que necesitan tratamientos farmacológicos utilicen dosis muy bajas.

El especialista entrega las siguientes recomendaciones para favorecer nuestra salud y, por ende, evitar la hipertensión arterial y sus consecuencias:

  • Evitar la obesidad y el sobrepeso 
  • Hacer ejercicio regularmente (caminar al menos tres veces por semana de 45 a 60 minutos) 
  • Llevar una dieta saludable (baja en grasas saturadas alta en fibra)
  • Reducir el consumo de sodio 
  • Limitar el consumo de alcohol
  • Dejar de fumar
  • Reducir el consumo de cafeína
  • Bajar los niveles de estrés
  • Visitar permanentemente un médico para revisión y controles rutinarios para medición de la presión.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.