Más que antiage, la importancia de la medicina regenerativa.

0 340

TODOS LOS TRATAMIENTOS ESTÉTICOS ESTÁN ORIENTADOS A ESTIMULAR A LOS FIBROBLASTOS PARA QUE EL ORGANISMO GENERE COLÁGENO, LOGRANDO RESTABLECER LA TENSIÓN DE LA PIEL.

Estamos expuestos a muchos factores que aumentan la velocidad de nuestro  envejecimiento,  lo cual se visualiza tempranamente en nuestra piel, siendo esta el reflejo de la calidad de vida que llevamos, de nuestra hidratación, nutrición, cuán oxidados estamos, cuán foto expuestos,y cuán repetidos son los tratamientos a  los que debemos someternos para poder restablecer el equilibrio en nuestra piel.

Los hábitos o actos repetitivos en nuestro diario vivir determinarán la calidad de nuestro envejecimiento y la salud de nuestra piel. Factores tales como la exagerada fotoexposición, malos hábitos alimenticios, falta de sueño, estrés, tabaquismo, excesivo consumo de alcohol, sedentarismo, por mencionar algunos, están marcando un precedente en nuestra salud a largo plazo. Para un envejecimiento saludable debemos corregir estos factores, regularlos, realizando medicina preventiva, y forjar salud y bienestar para etapas más tardías de la vida. Nuestra vejez será reflejo del estilo de vida que llevamos hoy, estos factores marcarán la calidad de nuestro envejecimiento, por lo mismo mejorarlos hoy es un objetivo  para poder prevenir y lograr un envejecimiento más fisiológico.

La medicina estética se ha convertido hoy en un gran aliado que combina tratamientos estéticos como también regula factores que pueden mejorar nuestra salud y bienestar. Hay diversas formas de intervenir a un paciente a través de la medicina estética, explica la médico cirujano, Giselle Zaror, especialista en Medicina estética y antiaging/ortomolecular, cómo aportar volumen en zonas atróficas y pérdidas del rostro, tratar de hacer lifting mediante la aplicación de productos dermoestéticos, hidratar la piel de nuestro paciente, despigmentar, y por último realizar técnicas que logren aumentar la formación de colágeno en nuestra piel. ¿Cómo formar colágeno? He ahí uno de los grandes desafíos y las diversas técnicas que existen para lograrlo. La Medicina estética tradicional usualmente usa técnicas combinadas de bioestimuladores, hidratación y aplicación de láser, entre otras.

La idea es “estimular este fibroblasto que va a comenzar a trabajar para generar fibras de colágeno , es lo mismo que pasa cuando uno tiene un corte o una incisión, toda esa reparación se realiza por nuestras propias células, que son principalmente fibroblastos. Estos generan fibras de colágeno, pero también otras fibras como reticulina y muchos otros sustratos de la piel para reparar”, profundiza la Dra. Zaror.

“El láser es una técnica regenerativa, que mediante un daño térmico, logra estimular a los fibroblastos, para producir colágeno. Todo apunta hacia el fibroblasto y su estimulación para lograr despertarlo y que aumente su trabajo dentro de la dermis”.

El futuro de la terapias estéticas

Con el avance de la ciencia y la inversión en investigación, se han descubierto otros tipos de terapias de medicina regenerativa, como las terapias celulares, de células madres y de expansión de fibroblastos. Estas son el futuro de la medicina estética, y en el caso de los fibroblastos es un potente estímulo para la piel.

Sobre estas nuevas terapias, la Dra. Giselle Zaros, explica que es un proceso de un par de meses, donde “se extraen los propios fibroblastos del paciente, esa muestra es trabajada en un laboratorio de alto estándar internacional y de alta calidad, donde se estimulan estas células para que se cultiven y expandan, alcanzando números millonarios en dos o tres meses. Luego se implantan en alguna zona que el paciente quiera mejorar, puede ser en la cara, cuello, manos, u otras zonas, aumentando su cuantía en números millonarios en la dermis profunda. Esto determinará un mayor número de fibras de todo tipo en la dermis, incluidas las que logran tensar y dar elasticidad a la piel de la zona tratada.

Asimismo, esta novedosa terapia no solo se hace con fin antiage, su uso abarca otras áreas de la medicina, como traumatología para mejorar lesiones importantes en áreas articulares, como también en casos de pacientes con quemaduras importantes o extensas que quieran recibir una solución estética en la zona afectada.

 

 

Recomendaciones

La Dra. Zaror aconseja, que las terapias dermoestéticas hay que integrarlas como parte de la medicina preventiva del envejecimiento, ya que “vamos a envejecer igual, pero con una mejor calidad de piel, un envejecimiento de mejor calidad”.

Para finalizar, la profesional señala la importancia de tener buenos hábitos, para mantener la salud de nuestra piel, dándole una gran importancia al factor de Hidratación, sobre todo en las mañanas, luego del ayuno nocturno nuestras células quedan al debe y amanecemos con una hidratación límite, tener lo posible una dieta antiinflamatoria, ingerir de vitaminas y antioxidantes, y tener una actividad física de a lo menos 3 a 4 veces por semana. La idea es reducir la inflamación sistémica o generalizada, con el fin de que nuestras células puedan equilibrar sus funciones y no disminuyan la calidad de sus funciones.

“Todo lo que son productos dermoestéticos tópicos, deben comenzar a aplicarse desde el día uno, es la forma de hacer medicina preventiva. Todas las edades tienen diferentes necesidades que deben ser cubiertas, con cuidados diarios de la piel en casa con el fin de fortalecer y complementar el trabajo que realizamos en la consulta, “ culmina la especialista en medicina estética y antiaging/ ortomolecular.


 

Información de contacto:

Dirección: Estoril 200 of. 421, Las Condes, Santiago.
Teléfonos: +56 232 75 7900 / whatsapp +56 9 8546 9933
E-mail: [email protected] / www.clinicadrazaror.cl
IG: @clinicadrazaror

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.