2 de cada 3 mujeres sufren algún tipo de violencia, pero sólo una de cada 10 pide ayuda.

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la mujer.

0 116
ESTE 25 DE NOVIEMBRE SE CONMEMORA EL DÍA DE LA ERRADICACIÓN DE VIOLENCIA CONTRA LA MUJER, FECHA QUE BUSCA CONCIENTIZAR SOBRE UNA DE LAS FORMAS DE VIOLENCIA MÁS EXTENDIDAS EN EL MUNDO. LA PSICÓLOGA DE NUEVA CLÍNICA CORDILLERA, MARÍA JESÚS MENA, ENFATIZA EN EL ROL DE LA CIUDADANÍA Y EL ENTORNO FAMILIAR PARA INCENTIVAR LA DENUNCIA Y ENTREGAR CONTENCIÓN EMOCIONAL.

La violencia contra las mujeres no se limita a espacios privados, puede ocurrir en diferentes contextos, tales como el laboral, callejero, virtual, educativo e institucional, así como también ésta se puede manifestar como violencia física, psicológica, sexual, económica y simbólica. Un dato entregado por Carabineros que genera preocupación es que, 12 comunas de la Región Metropolitana concentran el 53% del total de detenidos por violencia intrafamiliar: Santiago, Puente Alto, Maipú, Pudahuel, La Florida, Peñalolén, San Bernardo, Estación Central, Quinta Normal, La Pintana, Melipilla y Colina.

Para la psicóloga de Nueva Clínica Cordillera, María Jesús Mena, la violencia de género es una de las formas más extendidas y obedece, muchas veces, a contextos culturales. “Con frecuencia en nuestra cultura se sigue viendo el hogar y el territorio doméstico como algo que se responsabiliza a las mujeres y se les exige su buen funcionamiento o se les critica si funciona mal”, explicó la psicóloga. “Estas críticas pueden transformarse en violencia, la cual puede llegar a descontrolarse de acuerdo con las capacidades psíquicas del sujeto”, asegura.

Por lo mismo, es necesario prestar atención a las señales que puedan dar cuenta que se está frente a una situación de violencia. Según la especialista, “no basta con señales físicas y agresivas, el acoso permanente, envío de mensajes inapropiados, control en exceso, revisión de teléfono y redes sociales, son signos importantes de alerta”.

“Aquellos casos cuando vemos cambios en la mujer, efectivamente un tercero puede evidenciar hechos explícitos de violencia, como cambios conductuales (aislamiento, evitación, vestimenta, excusas etc), y cómo ésta se relaciona con su círculo social, son situaciones que pueden evidenciar cuadros de violencia”, puntualiza Mena.

“El primer paso para salir de este ciclo de violencia es romper el silencio y contarle a alguien de confianza lo que está ocurriendo, por lo general confrontar la situación con el agresor solo va a generar que no admita el comportamiento o lo tratará de minimizar”. Para la psicóloga de Nueva Clínica Cordillera, que se le crea a la víctima, que se sienta escuchada y validada sin ser juzgada, el apoyo familiar, la contención psicoemocional y seguir una terapia de ayuda son trascendentales para que una mujer pueda salir del círculo de violencia.

En este contexto, se detecta un complejo escenario, ya que el Gran Santiago lidera las cifras de femicidios -9 consumados en total- y ataques frustrados y a nivel mundial, datos de la Asamblea de las Naciones Unidas revelan que 2 de cada 3 mujeres padecen alguna forma de violencia, donde desgraciadamente sólo una de cada 10 denuncia a las autoridades.

Frente a cualquier situación de riesgo es importante acudir a familiares de confianza, amigos o vecinos. Además de utilizar los canales de comunicación silenciosa del Ministerio de la Mujer, que están disponibles las 24 horas del día, tales como el chat web 1455.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.