Salud Emocional

0 314
NORMALMENTE, CUANDO HABLAMOS DE EMOCIONES, TENEMOS CLARO QUE DENTRO DE ELLAS ESTÁN LA ALEGRÍA, LA TRISTEZA Y LA IRÁ, PENSAMOS ADEMÁS, QUE SON ALGO INEVITABLE Y QUE NO SE PUEDEN MANEJAR.

No obstante esto, debemos saber que si podemos gestionarlas, esto no significa ser una piedra y pensar que no las tenemos, ¡es justamente lo contrario! hay que vivirlas pero controladamente, ya que si bien son todas positivas, debemos considerar que también se transforman en negativas cuando no se controlan, y eso nos llevará, a darle “galletitas a nuestro monstruito interior” que irá creciendo y en algún momento reventará, desencadenando una enfermedad autogenerada por nuestro cuerpo.

¿Pero qué son las emociones?

Lo primero que debemos saber es que la palabra EMOCIÓN del  latín MOTERE (moverse) es decir, la capacidad que tenemos de  movernos, acercándonos hacia  algo o alejándonos de algo.

Las 5 emociones básicas son, alegría, miedo, tristeza, ira y amor, son todas positivas y negativas, dependiendo de la gestión que se haga de cada una de ellas, por ejemplo, la alegría es positiva pero si la exageramos puede llevar a la euforia, la cual puede llegar a provocar un problema cardiaco. Por su parte el miedo si no lo sintiéramos, podríamos llegar a ser  tan osados al punto de lanzarnos de un avión sin paracaídas, pero claro, no podemos caer en la temeridad.

Las emociones nos hacen estar en movimiento, sin ellas no sentiríamos miedo, ilusión por vivir, ganas de explorar el mundo, de estudiar una carrera, de formar una familia, de  cambiar de trabajo, de emprender un negocio, de reír, de llorar,  de gritar, de ¡¡sentirnos vivos!!

De esta manera, las emociones afectan nuestra vida diaria e influyen en nuestras decisiones. Las sentimos y expresamos a través de nuestro cuerpo.

Hemos crecido con la idea errónea de que nuestra felicidad depende de lo que nos sucede. Vivimos con la creencia de que si cambiamos nuestro mundo afuera, nuestra vida cambiará. Vivimos o mejor sobrevivimos bajo el lema: “si esto o lo otro sucede (aparece la persona perfecta, me toca la lotería, encuentro el amor) ….conseguiré la felicidad»Ponemos mucho esfuerzo en querer cambiar el exterior, luchando continuamente con nuestra realidad, gastando mucha energía…

Cuántas veces te has dicho, ¿por qué siempre me pasa a mi…? Si siempre actúas de la misma forma, el resultado será siempre el mismo… Puedes empezar a cambiar tu vida cambiando el foco a donde prestas atención, dejando de mirar el exterior para pasar a OBSERVAR TU MUNDO INTERIOR.

Hoy lo que pone a prueba esta pandemia, es el ser capaces de centrarnos en cada uno, cuidarse para poder cuidar a otros. Nos ha puesto el desafío de controlar nuestras emociones.

El llamado por tanto, es que se aproveche esta gran oportunidad y para ello es  importante cambiar tu modo de enfocar la vida, poniendo atención en TI, empezando a observar tus pensamientos, tus emociones, sentimientos en general y en situaciones concretas, desde ahí empiezas a ser responsable de TU VIDA.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.