Sin ingredientes de relleno: Healthtech chilena ofrece suplementos que son 100% vitaminas y minerales.

0 1.895
ESTUDIOS RECIENTES AFIRMAN QUE LA COMIDA YA NO APORTA LOS MISMOS NUTRIENTES QUE HACE 70 AÑOS, DEFICIENCIA QUE ESTÁ AFECTANDO EN LA CAPACIDAD DEL ORGANISMO DE PRODUCIR DEFENSAS CONTRA ENFERMEDADES CRÓNICAS Y AUMENTANDO EL CANSANCIO, LA ANSIEDAD, EL INSOMNIO. DE AHÍ LA IMPORTANCIA DE RECURRIR A LOS SUPLEMENTOS ALIMENTICIOS Y UNA ALTERNATIVA NACIONAL APUESTA POR LA PUREZA DE SU FORMULACIÓN.

El cuerpo trabaja 24 horas todos los días del año. Nunca descansa. Requiere muchos nutrientes para funcionar de manera adecuada sin parar. Una alimentación equilibrada es fundamental para poder obtener los elementos esenciales para su labor, pero es muy difícil ingerir las dosis mínimas recomendadas por día de vitaminas y minerales a partir solo de la comida.

Especialmente si se considera que diversos estudios han demostrado que las frutas y verduras ya no aportan los mismos nutrientes que hace 70 años, es decir, “lo que comían nuestros abuelos era más saludable que lo que estamos comiendo hoy”, afirma Kristie Ebi, experta en cambio climático y salud de la Universidad de Washington, en un artículo de la revista National Geographic de mayo del año pasado. En el mismo reportaje David R. Montgomery, profesor de geomorfología de la Universidad de Washington (Seattle, Estados Unidos) y coautor de “What Your Food Ate” (Lo que comió tu comida), advierte que la disminución de nutrientes “aportará a nuestros cuerpos menos componentes de los que necesitan para producir defensas contra las enfermedades crónicas, va a socavar el valor de los alimentos como medicina preventiva”.

Si no se está comiendo con la frecuencia y cantidad adecuada, y además lo que se come está nutriendo menos a nuestro organismo, es inevitable recurrir a los suplementos, que aseguran la dosis mínima diaria de micronutrientes recomendada para alcanzar el óptimo con el resto de los alimentos consumidos.

 

Mercado en crecimiento

En sus inicios el consumo de los suplementos alimenticios se limitaba a los deportistas de alto rendimiento. Sin embargo, hoy son productos destinados a complementar la dieta de personas sanas en los que la ingesta de alimentos es insuficiente o, bien, cuando la dieta requiere de alguna complementación por una condición de salud en particular.

El objetivo de estos productos también ha cambiado. Si antes estaban enfocados en la mejora del rendimiento físico o de la composición muscular, ahora se preocupan de incrementar la calidad de vida en general. En latinoamericana pasaron de representar el 3% en las ventas mundiales en 1999 al 7% el 2017. Es más, según cifras entregadas por la Alianza Latinoamericana de Nutrición Responsable (Alanur), organismo que agrupa a las cámaras y empresas líderes de suplementos e ingredientes alimenticios en Latam, Brasil, Perú, Colombia y Chile presentan un consumo de estos productos por encima del 40% de su población.

Sin duda, los cambios de hábitos han hecho crecer a esta industria. Es así como la Agencia de Análisis Económico de Estados Unidos, Grand View Research estima que el mercado global de suplementos alimenticios alcanzará los USD 278.000 millones el 2024.

 

Una nueva era de suplementos

El crecimiento sostenido de la industria ha obligado al rubro a estar en constante evolución, trabajando en el desarrollo de nuevos productos y tecnologías para entregar mejores soluciones. Hasta hace poco solo se tomaba en cuenta el sabor cuando se trataba de productos masticables para niños, pero ahora las opciones saborizadas están también dirigidas a los adultos. Asimismo, han aparecido nuevos formatos como las gomitas o fórmulas líquidas, que serían más fáciles de absorber por el organismo.

Las nuevas presentaciones conllevan desafíos, muchos nutrientes no tienen un buen sabor, lo que hace que la cantidad sea menor. Por lo tanto, siempre es recomendable revisar las etiquetas para confirmar la cantidad exacta de cada compuesto. Puede que el contenido esté por debajo de lo necesario para conseguir el efecto esperado, por lo que las cápsulas pueden ser una mejor alternativa.

A su vez, durante su producción las empresas agregan excipientes, entre los que destacan lubricantes, tintes, agentes de flujo (aglutinantes), celulosa, hipromelosa, triacetina, tartrazina (colorante que debe ir en mayúsculas y negrillas), etilcelulosa (derivado de la celulosa), croscarmelosa y azúcares (almidón, maltodextrina, dextrosa, polidextrosa, etc), entre otros rellenos. Muchas de estas sustancias poseen estudios que preocupan, por ejemplo, los aglutinantes pueden generar inflamación en el tracto intestinal o modificar la flora intestinal. Otros aditivos que han generado alertas son la maltodextrina, carragenano, dióxido de titanio, caboximetilcelulosa y dióxido de silicio.

Por lo mismo, ahora la tendencia es ofrecer productos más puros que no tengan estos aditivos. En ese contexto es que nace BVITAL, la primera línea de suplementos nacionales sin ningún tipo de excipientes. Los productos de esta marca ofrecen 100% vitaminas o minerales. Son elaborados en Chile en un laboratorio autorizado por el SEREMI de Salud y registrado y certificado por la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos.

Su creador es Pedro Grez, autor de “Los Mitos Me Tienen Gord@ y Enferm@: Bajar de peso es un mito”, quien después de ser reconocido en junio 2022 como “Líder en Investigación en Ciencias de la Salud para el Beneficio de la Humanidad 2021 – 2022” por la Sociedad Médico Científica (SIISDET, España), desarrolló esta línea de “suplementos éticos”, que no contienen ningún tipo de excipientes.

“En plena pandemia se me hizo muy difícil traer desde Estados Unidos los suplementos que usualmente tomaba para mantener mi salud. Empecé a buscar en Chile alguna alternativa y me di cuenta de que un alto porcentaje de los productos disponibles contenían muchos excipientes y decidimos desarrollar BVITAL”, así explica Pedro el inicio de este emprendimiento.

Hasta el momento la marca dispone de nueve suplementos, entre los que se encuentran fórmulas que incluyen colágeno, Omega-3, coenzima Q10, pre y probióticos, magnesio citrato + zinc y minerales electrolitos. El lanzamiento más reciente es MAGNEU-ViTaL, una exclusiva formulación de los mejores magnesios que existen en el mercado. De esta manera mejoran el rendimiento cognitivo, disminuyen la ansiedad, tratan la depresión y eliminan la fatiga mental, entre otros beneficios.

“Nuestro objetivo es entregar los ingredientes que realmente aporten al organismo, por eso la gran diferencia está en la formulación. Tenemos testimonios de personas que tomaron 2 cápsulas en la noche y al día siguiente tenían la presión arterial más baja. Son las mismas personas las que aprecian los efectos positivos de estos productos en sus organismos.”, concluye Grez.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.