Tiroides y piel: dos órganos que están más conectados de lo que se cree.

0 899
EN CHILE, DE ACUERDO CON LA ÚLTIMA ENCUESTA NACIONAL DE SALUD SE ESTIMA QUE HAY MÁS DE TRES MILLONES DE CHILENOS CON  HIPOTIROIDISMO Y A NIVEL MUNDIAL MÁS DE 200 MILLONES DE PERSONAS. ENTRE LOS PROBLEMAS QUE PRODUCE ESTA ENFERMEDAD A LA PIEL SE ENCUENTRAN CAMBIOS DE COLOR, QUE VAN DESDE AMARILLO Y NARANJA HASTA ROJO, SEQUEDAD Y MIXEDEMA, ENTRE OTROS.

La tiroides es un órgano pequeño pero importante que puede tener un gran impacto en la salud y bienestar. Esta glándula es esencial para regular el metabolismo, lo que significa que afecta a todo, desde el peso hasta  nivel de energía y estado de ánimo. “Desafortunadamente, cuando la tiroides no funciona correctamente, puede tener consecuencias graves y duraderas. Una de las formas en que esto se manifiesta es a través de la piel, que a menudo puede ser un indicador temprano de un problema de tiroides” comenta Dra. Angela Abarca, Medicina general de Clínica Cath.

En Chile más del 17% de la población sufre de alguna enfermedad tiroidea. Una alteración en la tiroides puede ocasionar actividad glandular disminuida o aumentada y esto trae como consecuencia el hipotiroidismo y el hipertiroidismo.

“El hipotiroidismo se refiere a una deficiencia en la producción de la hormona tiroidea por la glándula tiroides. La causa más común es la tiroiditis de Hashimoto, que es una condición autoinmune donde el cuerpo produce anticuerpos contra su propia tiroides, causando una inflamación crónica que va destruyendo su capacidad para producir las hormonas tiroideas. Otras causas incluyen la remoción quirúrgica de la tiroides y deficiencia de yodo. destacó Abarca».

En el hipotiroidismo, que es cuando se presenta una deficiencia en la producción de la glándula, se generan los siguientes síntomas: cansancio, somnolencia, intolerancia al frío, aumento en peso, pulsos bajos, estados depresivos, falta de concentración, estreñimiento, caída de cabello y resequedad de piel, entre otros.

En el caso de hipertiroidismo, cuando hay una actividad desmedida de la glándula, los síntomas serían opuestos: la persona muestra hiperactividad, ansiedad, insomnio, temblores y palpitaciones, intolerancia al calor, pérdida de peso, diarreas y sudoración excesiva, entre otros.

Además de estos síntomas, los pacientes con problemas de tiroides suelen presentar síntomas en piel.

“Las personas con hipotiroidismo no tratado, usualmente presentan piel fría y escamosa debido a la resequedad, la disminución en flujo sanguíneo y la retención de líquido en la piel por lo que es necesario hidratarse correctamente”, detalló  Carolina Saravia, enfermera jefe de Clínica Cath.

En los pacientes con hipertiroidismo, “en ocasiones, estos pudieran desarrollar una excesiva secreción por las glándulas sudoríparas que pudieran aumentar considerablemente la humedad de manos y pies”, argumento Carolina Saravia, enfermera jefe de Clínica Cath.

A pesar de que estas condiciones tiroideas pueden traer una amplia gama de síntomas y molestias asociadas, todos los cambios en la piel debido a trastornos tiroideos tienden a revertirse cuando se les da el tratamiento apropiado, a excepción del mixedema, una condición poco común “que puede mejorar, pero no se elimina por completo y puede dejar tejido cicatricial”, finaliza.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.