El camino hacia una atención médica más segura y consciente.

0 967

Desde los comienzos de la medicina occidental, el beneficio del paciente ha estado en su centro. Es en esta área donde el juramento hipocrático, que se basa en brindar el máximo respeto a la vida y dignidad humana, promete también guardar silencio con respecto a aquello que no deba ser público, manteniendo así el secreto profesional.

Este año, la Organización Mundial de la Salud celebra el 17 de septiembre el Día Mundial de la Seguridad del Paciente, la que gracias al avance de las nuevas tecnologías y de manera no excluyente, debe velar además por la protección de sus datos, especialmente en un mundo que cuenta cada día con más herramientas para su resguardo. Del mismo modo, tiene que contar con ellos para poder dar continuidad a los procesos de atención y a la toma de decisiones clínicas de forma segura.

Esto toma especial relevancia a medida que vamos avanzando rumbo a la interoperabilidad, entendida como el intercambio seguro de información entre sistemas, por lo que debemos propiciar los elementos para generar los cambios culturales necesarios para adoptar estas políticas de seguridad. La implementación de estas normas de datos de pacientes va más allá de tener un enfoque reactivo, implica establecer una gobernanza sólida, contar con una estrategia bien definida y políticas específicas para minimizar los riesgos asociados con la pérdida o el acceso no autorizado a la información sensible.

A su vez, se debe fomentar y buscar la participación de los pacientes y las familias, como está consagrado en la resolución WHA72.6, «Acción mundial en pro de la seguridad del paciente», donde se busca sumarlos en la toma de decisiones clínicas y se llama a seguir invirtiendo en información sanitaria fácilmente accesible, precisa, fácil de comprender y basada en la evidencia, en particular a través de internet.

Tomando todo esto en cuenta podremos dar continuidad a los procesos de atención y de esa manera realizar mejores decisiones clínicas. Debemos trabajar y hacer nuestros mayores esfuerzos desde todas las áreas involucradas para garantizar que los datos de los pacientes estén protegidos y que especialmente la salud de todos los involucrados esté en las manos más capacitadas.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.