Embarazadas contagiadas de Covid-19 tienen mayor riesgo de ingresar a una UCI o UTI.

0 1.232

“El coronavirus tiene un comportamiento más agresivo en las mujeres embarazadas que en las no embarazadas. Ellas presentan un mayor riesgo. Antes pensábamos que era un grupo igual de vulnerable que la población en general, pero hoy día sabemos que están en un riesgo incremental.”, Señaló el médico especialista en fertilidad y director de la Sociedad de Obstetricia y Ginecología (Sochog), Dr. Anibal Scarella Chamy, quien lideró el estudio que consideró a 7.638 mujeres embarazas a nivel nacional.

La encuesta denominada “Embarazadas y Covid-19 en Chile”, recopiló datos de 28 unidades de maternidad a lo largo del país entre el 1 de marzo y 15 de abril de este año, encuestando a 7.638 mujeres, de las cuales 386 correspondieron a embarazadas con covid-19; de este grupo, el 30% (115) tuvo que ser ingresada a una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) o Unidad de Tratamientos Intensivos (UTI) en estado grave, dejando al 50% de este grupo de mujeres con ventilación asistida.

Según el especialista, esta encuesta posiciona a las mujeres embarazadas como un grupo de riesgo, en especial a aquellas que suman otros factores como hipertensión, diabetes, obesidad, trabajadoras del área de la salud y aquellas que realizan trabajo presencial, por lo que el Ministerio de Salud debe considerarlas en el plan de vacunación.

Complicaciones adicionales

El parto prematuro también estuvo presente en los resultados de la encuesta, indicando que el 10% de las mujeres embarazadas contagiadas de Covid-19, tuvieron que adelantar el nacimiento de sus hijos a través de parto inducido o cesárea.

“No hay que olvidar que la mujer embarazada porta en su interior a un niño, y como tal, todas las medidas que nosotros médicamente hacemos también repercuten sobre quien está por nacer. Y, en ese sentido, a veces nos vemos obligados a interrumpir el embarazo para salvar la vida de la madre y del feto, pero esto trae como consecuencia que el niño prematuro también se expone a secuelas, en algunos casos graves”, señaló Scarella

Estrés respiratorio, parálisis cerebral, hemorragia intracraneana, entre otras, son riesgos propios de un prematuro, por lo que la inoculación de las mujeres embarazadas se torna aún más relevante, considerando que dicha vacuna generará en la mujer una disminución en la posibilidad de contagio, una menor probabilidad de enfermar gravemente y traspasar la inmunidad al bebé.

La próxima semana, parte del directorio de SOCHOG se reunirá con el Ministerio de Salud para entregar formalmente los resultados de la encuesta y solicitar que se considere a las embarazadas dentro del plan de vacunación como grupo prioritario.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

diecisiete + 17 =