Innovaciones en el tratamiento de catarata: opciones modernas y seguras .

0 286
SEGÚN LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD (OMS), SE ESTIMA QUE AL MENOS EL 51% DE LOS CASOS DE CEGUERA EN EL MUNDO SON CAUSADOS POR CATARATA. LA TASA DE CATARATA VARÍA SEGÚN LA REGIÓN Y EL PAÍS, PERO SE ESTIMA QUE ALREDEDOR DEL 18% DE LA POBLACIÓN MUNDIAL MAYOR DE 50 AÑOS LA PADECE EN AL MENOS UN OJO. ¿CÓMO TRATARLA?

Esta enfermedad ocular se caracteriza por la opacidad del cristalino, una estructura transparente y flexible que se encuentra detrás del iris en el ojo, causando una visión borrosa. La principal causa de la catarata es el envejecimiento, pero también pueden ser ocasionada por factores genéticos, lesiones o enfermedades como la diabetes.

La Doctora Valentina Berríos, oftalmóloga especialista en córnea de Clínica Oftalmológica Providencia, COP, señala que el tratamiento más común en Chile para este problema de salud es la cirugía para reemplazar el cristalino opaco por un lente intraocular, que se coloca dentro del ojo en una cirugía de catarata o en una refractiva.

En Chile, el tratamiento que predomina para enfrentar esta enfermedad es el implante de lente intraocular monofocal, sin embargo, existen también otras alternativas de tratamiento.


Lentes intraoculares monofocales

Como su nombre lo indica, tienen un solo punto focal, lo que significa que están ajustados para enfocarse en un solo rango de distancia, ya sea para visión de cerca, de lejos o intermedia. Esto significa que, si bien pueden mejorar significativamente la visión, es posible que se requieran gafas adicionales para corregirla en determinadas distancias.

La cirugía para colocar un lente intraocular monofocal es generalmente rápida y segura, y se realiza de forma ambulatoria. Durante el procedimiento, el cirujano retira el cristalino opaco y lo reemplaza con el lente intraocular monofocal.

Lentes intraoculares trifocales

También están los lentes intraoculares trifocales, que tienen la capacidad de corregir la visión a diferentes distancias gracias a la presencia de tres zonas de enfoque, permitiendo a los pacientes ver de forma nítida a diferentes tanto de cerca como de lejos y media distancia sin la necesidad de utilizar gafas o lentes de contacto.

Además, los lentes para corregir una catarata pueden ser tóricos, es decir, diseñados para corregir adicionalmente ciertos tipos de astigmatismo, una condición visual en la que el ojo no enfoca la luz correctamente en la retina.

Otros tratamientos  

A estas alternativas se suman otras, como por ejemplo la cirugía de catarata con láser, en la cual se utiliza este último para hacer una incisión en el ojo y fragmentar la catarata, permitiendo que se extraiga de forma más fácil y precisa. Este tipo de cirugía es menos invasiva que la cirugía tradicional de catarata y puede resultar en una recuperación más rápida y con menos molestias postoperatorias.

La oftalmóloga Valentina Berríos comenta que es importante que los pacientes conversen con su médico especialista y analicen las distintas opciones existentes para tratar la catarata y las ventajas que conllevan, de manera de elegir el mejor tratamiento en cada caso.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.