Traumatólogo entrega recomendaciones para evitar las fracturas de cadera en las personas mayores.

0 791
CAMINAR DIARIAMENTE, MANTENER UNA BUENA ALIMENTACIÓN, UTILIZAR AYUDAS TÉCNICAS PARA EL DESPLAZAMIENTO -COMO BASTÓN O ANDADOR FIJO- Y EXPONERSE AL SOL DE FORMA CONTROLADA, SON ALGUNOS DE LOS CONSEJOS QUE PODRÍAN AYUDAR A PREVENIR ESTE TIPO DE LESIONES.

Recientes estudios indican que la población en Chile está envejeciendo, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) se estima que en 2050 cerca de un tercio de la población a nivel nacional serán personas mayores. Ante este fuerte crecimiento, expertos hacen un llamado a poner foco en la prevención de aquellas lesiones que afectan su calidad de vida y movilidad como, por ejemplo, las fracturas de cadera.

Según Antonio Maggiolo, traumatólogo de Grupo Medical, esta fractura deja importantes secuelas como dolor crónico y alternaciones en la marcha.

“La prevención es muy importante, ya que impedirá que cuando lleguemos a los 60 ó 70 años desarrollemos una osteoporosis avanzada, que es uno de los factores de riesgo más comunes en esta lesión, dado que hace que el hueso esté más frágil y susceptible a fracturas, aún con traumatismos menores” sostiene el profesional.

Por lo mismo, el Dr. Maggiolo entrega seis recomendaciones útiles y prácticas para prevenir esta lesión:

  • Caminar a diario: es el mejor ejercicio para este grupo de la población. Además de ser barato, trae múltiples beneficios a la salud mental, a la musculatura y a prevenir alteraciones en el equilibrio, lo cual es muy útil para evitar caídas.

  • Buena alimentación: El consumo de alimentos ricos en calcio, proteínas y vitamina D con el fin de fortalecer huesos y masa muscular, evitan la descalcificación y sarcopenia. “Destacan por su contenido de calcio: lácteos, bebidas vegetales fortificadas, verduras de hoja verde como acelga, kale, espinaca, bok choy, hojas de nabo, al igual que frutas como mandarinas, naranjas, kiwis. Carnes, pescado, huevos y legumbres por su alto contenido de proteínas”, sostiene Mónica Espinoza, nutricionista de Grupo Medical.

  • Acondicionar la casa y sus habitaciones: Eliminar objetos y obstáculos es fundamental para evitar accidentes al interior de las casas, ya que allí es donde generalmente ocurren la mayor cantidad de caídas.

  • Ayudas técnicas para la marcha: Cuando la persona está en una edad muy avanzada -sobre los 80 años- y siente que su musculatura está débil, se recomienda usar bastón para tener más seguridad al andar. En caso de mayor complejidad se aconseja el andador fijo o “burrito”, ya que es un excelente elemento que ayuda a moverse con seguridad al interior de las casas.

  • Exposición al sol de forma controlada: 10 a 15 minutos de sol todos los días es crucial para que la provitamina D, que está en la piel, se transforme en vitamina D y permita que el calcio llegue a los huesos.

  • Prevención a través de exámenes médicos: Principalmente una densitometría ósea para medir la densidad de los huesos y saber si la persona necesita consumir suplementos para mejorar su calidad.

 

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.