Asistencia médica para morir. La ley de eutanasia que avanza en Chile

La ley de eutanasia que avanza en Chile.

0 245

EL PASADO MARTES 20 DE ABRIL CHILE VIVIÓ UN HITO HISTÓRICO QUE TUVO PRESENCIA EN LA CÁMARA DE DIPUTADOS DEL CONGRESO NACIONAL; CON 79 VOTOS A FAVOR, 59 EN CONTRA Y 1 ABSTENCIÓN, EL PROYECTO DE LEY PARA UNA MUERTE DIGNA Y CUIDADOS PALIATIVOS SE APROBÓ, DEJANDO FUERA DE ELLA A MENORES DE 18 AÑOS Y ENFERMEDADES PSÍQUICAS.

Si bien, como todo proyecto de ley debe pasar al Senado para su posterior publicación, las posibilidades de que Chile cuente con una ley de eutanasia este 2021 son altas, posicionando a nuestro país como el segundo en Latinoamérica después de Colombia y octavo a nivel mundial.

“En la votación de eutanasia de lo que discutimos es sobre los derechos de las personas a tomar quizás la decisión más difícil que podría tomar, que es terminar con su vida, frente a una circunstancia muy particular, que es enfrentar una enfermedad que genera un sufrimiento que hace invivible la vida y que además no tiene tratamiento médico”, expresó Miguel Crispi (RD), presidente de la Comisión de Salud.

Elementos aprobados del proyecto.

  • Extender cuidados paliativos a pacientes no oncológicos.
  • Obligación del Minsal de dictar un procedimiento para la eutanasia.
  • Residencia mínima de 12 meses para extranjeros que quieran optar.
  • Que sean sólo pacientes mayores de edad.
  • Manifestar voluntad de manera anticipada.
  • Añade obligación del médico a manifestar por escrito el convencimiento del diagnóstico de una enfermedad grave e irremediable.
  • En todo momento, incluso un instante siquiera antes de la causación de la muerte, tendrá derecho el paciente a desistir de su solicitud por cualquier medio, incluyendo el lenguaje kinésico o gesticular.
  • Obligación del objetor de informar de inmediato al director del establecimiento de salud que la persona requirente debe ser derivada.
  • Obligaciones de instituciones con un ethos (querer ser) corporativo antieutanásico.
  • Prohibición para instituciones que tengan ethos (querer ser) corporativo antieutanásico de sanción o despido a quienes practiquen o hayan practicado eutanasia en otros recintos.
  • Prohibido publicitar la eutanasia.
  • Voluntad anticipada en un testamento abierto.
  • Podrá dejarse constancia en la cédula nacional de identidad la existencia y vigencia de la voluntad manifestada anticipadamente.

Adicionalmente, en un artículo transitorio, la aplicación de la eutanasia deberá ser autorizada por el Ministerio de Salud con un plazo de 3 meses.

Un hecho histórico

Durante décadas la eutanasia fue tema de discusión política y social, donde otros actores influyentes como la Iglesia Católica y otras organizaciones conservadoras hacían notar su posición a un nivel que era prácticamente imposible avanzar en un acuerdo, lo que facilitaba la rápida disolución de un proyecto para dar paso a otros temas más “relevantes”.

La precaria situación médica y clínica de muchas personas a lo largo de nuestra historia, nunca fueron argumentos suficientes para que el Congreso se organizara e impulsara una ley que hiciera frente a una oposición conservadora y muchas veces obtusa frente a la eutanasia.

Recordado es el caso de Valentina Maureira, la niña de 14 años que pidió a la ex presidenta Michelle Bachelet, a través de redes sociales, aprobar una ley de eutanasia y “ayudarla a dormir para siempre”. Valentina sufría de fibrosis quística desde los 8 años, una enfermedad dolorosa e incurable. Falleció el año 2015 por la misma enfermedad y si bien en la actual ley no están considerados los menores de edad, esta noticia habría abierto una ventana de esperanza para Valentina.

Así como ella, se estima que en Chile más de 140 mil personas padecen de enfermedades terminales y al menos 40 mil están en la última fase de un cáncer. Esta nueva ley viene a fortalecer la empatía y el respeto a la libertad de decidir por la muerte, cuando una enfermedad es intratable.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × cinco =