Preocupación por importante aumento de muertes de embarazadas por Covid-19 en Brasil

Un considerable incremento en las muertes de embarazadas y puérperas por Covid-19, que en comparación a 2020 se han duplicado, llevaron al Ministerio de Salud del país carioca a recomendar postergar los embarazos e incluir a las gestantes en los grupos prioritarios de vacunación.

0 219
UN CONSIDERABLE INCREMENTO EN LAS MUERTES DE EMBARAZADAS Y PUÉRPERAS POR COVID-19, QUE EN COMPARACIÓN A 2020 SE HAN DUPLICADO, LLEVARON AL MINISTERIO DE SALUD DEL PAÍS CARIOCA A RECOMENDAR POSTERGAR LOS EMBARAZOS E INCLUIR A LAS GESTANTES EN LOS GRUPOS PRIORITARIOS DE VACUNACIÓN.

Así, y según cifras entregadas por la autoridad sanitaria, solo durante el periodo comprendido entre enero y abril del presente año, 433 embarazadas o mujeres que llegaron al termino del periodo de gestación murieron a causa del Covid-19, cifra cercana a los 546 fallecimientos registrados durante todo el 2020. El panorama lo confirma Observatorio Obstétrico Brasileño Covid-19, que en un informe concluyó que la media semanal de muertes aumentó un 62% durante el presente año en la población general, cifra que se disparó a un 186% entre las embarazadas y puérperas.

«Las gestantes que se infectan con la covid tienen un riesgo mayor de evolucionar mal y necesitar de cuidados intensivos, de intubación, lo que pasa a ser un riesgo también para el embarazo», señaló a Efe Rossana Pulcineli Vieira Francisco, profesora, médica e integrante del observatorio.

Según explicó Pulcineli, las embarazadas están más expuestas a sufrir riesgos de infección y desarrollar complicaciones debido a los cambios fisiológicos propios de la etapa de gestación, situación que se agrava con un «sistema de salud que ya presenta muchas debilidades en la atención a gestantes y puérperas».

El tercer país con más casos activos en el mundo, con más de 14,4 millones de contagios y casi 400.000 muertos ha llevado a su sistema de salud al borde del colapso.

,con falta de camas críticas y salas UCI desbordadas, falta de medicamentos para mantener intubados a los pacientes e incluso sin oxigeno, para poder ayudar a los enfermos. La situación se convierte en una “tormenta perfecta” si se considera, además, la propagación de nuevas variantes más contagiosas que la cepa original, lo que aceleró el incremento de casos especialmente en los jóvenes, quienes son los que más se embarazan.

Situación crítica

«La alta mortandad en esa población es una consecuencia de una desestructuración y fragilidad del sistema de salud para la atención a la salud de la gestante, que fue agravada y empeorada con el aumento de la demanda de la covid-19», explicó Rossana Pulcineli. De esta forma, una de cada cinco embarazadas que llegaron a desarrollar cuadros graves de Covid-19 no pudo acceder a cuidados intensivos, situación que se vuelve aún peor al considerar que una de cada tres mujeres que lograron ingresar a una UCI nunca fueron intubadas.

Aún cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que un índice “ideal” de muertes maternas es de 20 mujeres por cada 100.000 nacidos vivos, Brasil ha alcanzado la preocupante cifra de 55 mujeres fallecidas por cada 100.000 nacidos vivos.En relación a este grupo de riesgo, el presidente de la Federación Brasileña de las Asociaciones de Ginecología y Obstetricia (Febrasgo), Agnaldo Lopes los caracterizó como «población muy peculiar que exige cuidados especiales».

Política de natalidad

Ante este panorama, al que se le podría sumar la aparición de nuevas cepas como la “Andina”, Ministerio de Salud llamó a las mujeres brasileñas a aplazar sus planes de embarazo, mientras incluyó durante esta semana a las embarazadas y puérperas en sus grupos prioritarios de vacunación, al considerar que ellas tienen un riesgo obstétrico elevado, independiente de su edad.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte − 17 =