Para que la tristeza no llegue con los años

Depresión en el adulto mayor.

0 748
JUBILAR, VER DISMINUIR LOS INGRESOS ECONÓMICOS, QUEDAR VIUDO Y TENER PATOLOGÍAS CRÓNICAS PUEDE DESENCADENAR CUADROS DEPRESIVOS QUE DETERIORAN RÁPIDAMENTE LA CALIDAD DE VIDA DE LOS MAYORES DE 65 AÑOS. SIN EMBARGO, HAY FACTORES QUE PERMITEN QUE NUESTROS ABUELOS PUEDAN TENER UNA MEJOR CALIDAD DE VIDA. SEPA CUÁLES SON.

Don Mariano ya no quiere comer, está permanentemente triste, sin ganas de nada, dice que duerme muy poco y que se siente un estorbo para todos.

Lo más probable es que don Mariano, de 68 años, esté cursando una depresión y que nadie se dé cuenta que su salud mental requiere urgente apoyo.

En un estudio realizado en el 2007 por la doctora Maritza Rojas Ayara, médico familiar de la Pontificia Universidad Católica de Chile, se plantea que en Chile y en el mundo, entre un 2 y un 5 % de la población senescente presenta depresión, porcentaje que aumenta en los adultos mayores hospitalizados, y en aquellos que viven en casas de reposo, pudiendo llegar al 40 ó 50% de ellos.

La psicóloga Valeria Góngora, plantea que en este período de la vida confluyen una serie de variables que pueden favorecer el desarrollo de una depresión. Entre ellas menciona los cambios en la esfera física como la pérdida de salud y aumento de la vulnerabilidad, dependencia física y pérdida de la autonomía, así como también la coexistencia de varias patologías que requieren fármacos. En el ámbito psicosocial, figura la exposición a una serie de duelos que se activan, desde el término de la vida laboral, la pérdida de roles al interior de la familia y la muerte de amigos y familiares. A lo anterior se suma la disminución de los ingresos económicos, y el deterioro cognitivo normal para la edad.

“La suma de estos factores hacen al adulto mayor, frágil y vulnerable. Sin embargo, es necesario aclarar que envejecer no es sinónimo de depresión. Envejecer es pasar a otra etapa de la vida, en la cual se producen cambios, que requieren un aprendizaje y una adaptación”, afirma Valeria Góngora.

La profesional agrega que el rol de la sociedad y el apoyo de la familia son fundamentales para lograr una buena vejez. La misma opinión comparte el Psicólogo Jorge Berroeta,  quien  plantea que faltan espacios para compartir y  actividades recreativas para las personas mayores, lo que impide ofrecerles una buena vida.

Síntomas frecuentes

Respecto a los síntomas figura el ánimo depresivo o tristeza vital; la pérdida de interés por las cosas y la capacidad para disfrutar. También aparecen síntomas como ideas de culpa, autorreproches, pesimismo, desesperanza,  e ideas de suicidio…

A lo anterior se suma la alteración del sueño,  la pérdida de peso con falta de apetito  y la falta de energía, entre otras.

Tratamiento multidimensional

Tras el diagnóstico, el tratamiento dependerá de las características de la depresión, de los otros fármacos y patologías de la persona, como de su red de apoyo familiar.

Jorge Berroeta precisa que lo  primero que se debe realizar es una evaluación multidimesional del adulto mayor, donde participa el médico geriatra y el psicólogo, a fin de orientar los esfuerzos del tratamiento.

En la mayoría de los casos, la interconsulta psiquiátrica es necesaria para determinar la farmacología específica. Luego se realiza una combinación de procedimientos que pueden incluir la psicoterapia y la psicoeducación familiar.

Sobre este aspecto, Evelyn Guerrero, nutricionista y profesora de Educación Física  menciona la importancia de los alimentos y los ejercicios, los cuales deben ser localizados.

“Una alimentación adecuada puede ayudar a combatir los síntomas de la depresión o impedir que aparezca, pues hay alimentos que ayudan a restaurar algunos neurotransmisores que intervienen en esta enfermedad”.

Factores protectores de la depresión:

  • Vivir con familiares y no en un hogar o residencia.
  • Tener una red social y realizar actividades de entretención.
  • Mantener un buen nivel nutricional.
  • Contar con apoyo y sostenimiento económico.
  • Mantener un proyecto de vida personal y hacer ejercicio.
  • Desarrollar una actitud positiva,   y sentido del  humor.
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.