Genomma Lab innova con fórmula biotecnológica que renueva células de la piel y protege del sol.

0 207
LA FIRMA APUNTA AL SEGMENTO ANTIEDAD QUE ES EL MÁS RELEVANTE DENTRO DE LA CATEGORÍA DE CUIDADO FACIAL.CICATRICURE FPS 50 (FACTOR DE PROTECCIÓN SOLAR 50) CONTIENE UN INGREDIENTE ACTIVO BIOTECNOLÓGICO QUE AYUDA A INCREMENTAR LA SÍNTESIS DEL COLÁGENO PERDIDO EN MÁS DE UN 82% CON PROPIEDADES DE RENOVACIÓN CELULAR.

La búsqueda de productos antiarrugas es el que más concita el interés de las consumidoras de cremas faciales. De hecho, el segmento antiedad es el más relevante dentro de la categoría de cuidado facial, a lo que se suma una mayor preocupación por protegerse a la exposición solar. De hecho, según un estudio de la consultora Nielsen de marzo de este año, la categoría “Cuidado de la Piel” creció un 2,8%.

En ese contexto, es que Genomma Lab lanzó una nueva línea de su crema Cicatricure, llamada FPS 50 que previene el envejecimiento prematuro y aparición de manchas provocadas por la exposición al sol y a las luces azules. Esto produce una alteración celular que produce reacciones oxidativas que afectan el ADN, la perioxidación lipídica y la carboxidación de proteínas tales como el colágeno.

El envejecimiento prematuro de la piel y la aparición de manchas se da por varios factores y uno de ellos es la exposición a la luz solar y a otros tipos de rayos menos visibles, pero con la capacidad de penetrar con mayor intensidad las capas de la piel y producir daños, tales como las luces azules. En ese sentido, la conciencia sobre la fotoprotección es cada vez mayor y un factor de protección 30 ya no es suficiente.

Este producto contiene un ingrediente activo biotecnológico que ayuda a incrementar la síntesis del colágeno perdido en +82%* gracias a la interacción con las fibras de elastina que estimulan la proliferación de fibroblastos. Dicho activo contiene propiedades de renovación celular en la epidermis rellena arrugas, reafirma, redensifica y reestructura la piel a través de la estimulación de producción de ácido hialurónico. Asimismo, cuenta con una tecnología basada en el silicio, que es un componente natural del tejido conectivo que disminuye con el paso del tiempo.

Según Roxana Campos, directora de Marketing de Genomma Lab Chile, este producto “se complementa con el más alto nivel de protección solar en cuidado antiedad con FPS 50 protegiendo la piel del sol, luces azules, radicales libres y polución”.

Agrega que “el cuidado de la piel contra los efectos del sol es parte del cuidado antiedad y por eso cada vez más consumidores buscan un producto que les dé un beneficio complementario en su rutina antiedad. Este cuidado se intensifica más durante el verano por la mayor exposición a la luz solar, pero ya no es cuidado exclusivo del verano porque todo el tiempo estamos expuestos a diversos rayos que generan envejecimiento prematuro de la piel”.

Otro de los ingredientes que contiene es ácido hialurónico que, a diferencia de otros productos que contienen este mismo elemento, es de bajo peso molecular, lo cual permite que entre más profundamente en las capas de la piel. Esto brinda un mayor poder antiarrugas al retener el agua en la matriz intercelular del tejido conectivo, ayudando a reducir arrugas profundas desde el interior de la dermis.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.