Inauguran resonador magnético de bajo campo que permitirá a científicos chilenos hacer imágenes de alta resolución

0 226
LOS AVANCES TECNOLÓGICOS DE LAS ÚLTIMAS DÉCADAS HAN PERMITIDO LA GENERACIÓN DE NUEVOS EQUIPOS CON HARDWARE Y SOFTWARE DE PUNTA, PERO DE MENOR CAMPO, LO QUE DISMINUYE EL PRECIO DEL EQUIPO Y POR TANTO DEL EXAMEN. “CON ESTE NUEVO EQUIPO DE 0.55T ESPERAMOS DESARROLLAR NUEVAS TECNOLOGÍAS QUE PERMITAN MEJORAR EL DIAGNÓSTICO TEMPRANO DE MUCHAS ENFERMEDADES Y A UN PRECIO MÁS ACCESIBLE.” SEÑALA MARCELO ANDÍA, DIRECTOR ALTERNO DE IHEALTH.

Los escáneres de resonancia magnética permiten obtener imágenes médicas que apoyan el diagnóstico de enfermedades en sus etapas cada vez más tempranas y de manera no invasiva. Sin embargo, su acceso aún no alcanza a la gran mayoría de los chilenos. Es por eso que en la Explanada Edificio Ciencia y Tecnología del Campus San Joaquín, fue presentado este equipo, financiado por el programa de Proyecto Fondequip Mayor de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo, ANID.

Para esta ocasión, se contó con la presencia del rector de la Uc, Ignacio Sánchez Díaz; la Decana Facultad de Ingeniería UC, Loreto Valenzuela; el Subdirector de Centros ANID, Camilo Erazo; Director de Negocios de Siemens Healthineers para Argentina, Chile y Uruguay, Joaquín Rigo-Righi; y directora del instituto milenio iHEALTH, Claudia Prieto.

La resonancia magnética permite ver los órganos del cuerpo humano de manera no invasiva, y es particularmente buena para identificar por ejemplo tumores, lesiones inflamatorias y degenerativas, permitiendo hacer diagnósticos certeros en el cerebro, corazón, hígado, mamas, próstata y músculos, entre otros. Además puede ser utilizada desde recién nacidos hasta adultos mayores, incluyendo embarazadas. La resonancia magnética permite el diagnóstico de muchas enfermedades (oncológicas, inflamatorias y neurodegenerativas), pero el alto costo de los equipos y la necesidad de un equipo humano altamente capacitado, hacen que el acceso a ellos sea limitado. De hecho, en Chile hay 12 escáneres por millón de habitantes, mientras que el promedio de los países de la OCDE es de 38.

Para ayudar a resolver este problema, se instaló el primer resonador de 0.55T (Siemens Magnetom FreeMax), desarrollado por la empresa alemana de tecnología en salud, Siemens Healthineers, exclusivo para investigación en Chile. El equipo se encuentra ubicado en el quinto piso del Edificio Ciencia y Tecnología de la Facultad de Ingeniería de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

“La llegada de este equipo nos abre un mundo de nuevas oportunidades relacionadas con la investigación aplicada a mejorar la salud de las personas, con el objetivo a largo plazo de hacer que la salud basada en imágenes médicas sea más accesible y asequible a todos los chilenos. Al ser un equipo 100% destinado a la investigación, tenemos la posibilidad de modificar la programación del mismo, algo que no podemos hacer en los equipos que se comparten con horas clínicas, lo que nos permitirá desarrollar nuevas y mejoradas formas de obtener las imágenes y su información diagnóstica”, señaló Prieto, académica de Ingeniería UC e Investigadora Principal FONDEQUIP EQY 210003.

La fuerza del imán del resonador se mide en Teslas, y mientras más teslas, mayor será la calidad de la imagen, pero también mayor costo. Muchos desarrollos tecnológicos en las últimas décadas, en términos de hardware y software, han permitido el desarrollo de una nueva generación de equipos de menor Tesla (menores a 1T), que mantienen la calidad de la imagen similar a equipos de 1,5T. Para que eso ocurra, se necesitan nuevos desarrollos tecnológicos que permitan mejorar el diagnóstico precoz, reducir los tiempos de examen, automatizar la toma y  hacer que funcione igual que un resonador con mayores unidades de Tesla. El acceso netamente para investigación de este nuevo equipo, combinado con investigación en imágenes médicas e IA, permitirá a científicos chilenos trabajar en estos desafíos.

“Este resonador magnético de bajo campo será un equipo único para capacitar a la próxima generación de estudiantes en la interfaz de la ciencia de las imágenes médicas, la inteligencia artificial y la medicina y, por lo tanto, para facilitar la rápida traslación clínica de nuestra investigación. Este nuevo equipo, nos ayudará a desarrollar el primer escáner de resonancia magnética de menor costo y autodirigido de Chile, aprovechando nuestra experiencia en imágenes médicas e inteligencia artificial. Esto podría contribuir de manera importante a mejorar el diagnóstico temprano de muchas enfermedades”, explicó el Director del Instituto de Ingeniería Biológica y Médica UC, e investigador principal del Instituto Milenio iHEALTH, René Botnar.

El director alterno de iHEALTH, Marcelo Andía, señaló que “la sala especial que necesitan, debido al campo magnético del resonador, debe ser más pequeña. Por ejemplo, la sala del 1,5T es de 4×4 metros, y la sala un resonador 7T tiene que ser casi como una cancha de tenis para poder aislar los equipos. En cambio, este, al ser de 0,55 necesita salas más pequeñas, y también es más liviano. Un resonador clínico normal pesa entre 8 a 10 toneladas y el resonador nuevo pesa 3,4 toneladas. Incluso podría ser instalado en un camión y hacer imágenes médicas en distintos hospitales”.

Este equipo fue financiado por el Programa de Equipamiento Científico y Tecnológico Mayor, FONDEQUIP, de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo e involucra a varios investigadores y universidades del país. El acceso a este equipo permitirá avanzar en las fases preclínicas y clínicas del trabajo que realizan investigadores e investigadoras desde hace años así como abrir nuevas líneas de investigación.

“En Chile, el acceso clínico a los escáneres de resonancia magnética de cuerpo completo para realizar investigación científica es muy limitado, ya que se comparte con los servicios clínicos. Este será el primer escáner de resonancia magnética en Chile que se utilizará al 100% para investigación científica. Esto permitirá reforzar y ampliar significativamente la investigación y formación en el área de imágenes médicas en el país”, agregó la Dra. Prieto.

Al ser de menor teslaje, tiene varias ventajas. Entre ellas, que “el espacio del túnel, donde entra el paciente, es mucho mayor (80 centímetros). Esto es muy bueno para pacientes pediátricos, que sienten claustrofobia, pacientes obesos o embarazadas, que se sienten limitados con el espacio promedio de un túnel, que normalmente es de 60 centímetros de diámetro. También tiene menos teslaje, lo que lo hace más seguro para personas con implantes o marcapasos. Como es un imán, atrae todo lo metálico, y mientras menor es el magneto, menor es la atracción”, añadió la directora de iHEALTH.

Para el Director de Negocios de Siemens Healthineers para Argentina, Chile y Uruguay, Joaquín Rigo-Righi, la tecnología debe apuntar a mejorar la experiencia del paciente. Es por eso que “este resonador magnético cuenta con el espacio más grande para que los pacientes ingresen al equipo de 80 centímetros, lo cual es mucho más amigable para quienes sufren de claustrofobia, embarazadas o tienen obesidad. Gracias a esta innovación, Chile se convertirá en el primer país de Latinoamérica que cuenta con un equipo destinado específicamente a la educación e investigación de muchas enfermedades, lo que lo ubica a la vanguardia en avances en salud”.

La decana de la Facultad de Ingeniería UC, Loreto Valenzuela, aseguró que este hito “representa una oportunidad de mejorar su acceso clínico, al permitir avanzar de forma interdisciplinaria en el desarrollo de soluciones tecnológicas más económicas y eficientes para la salud”, y que este tipo de desarrollos es clave, ya que hoy en día en el sistema público, una persona debe esperar mucho tiempo para poder realizarse un examen de este tipo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.