Mis sueños tras el diagnóstico en autismo

0 1.073
CUANDO SE NOS VIENE A LA MENTE LA PALABRA AUTISMO, INEVITABLEMENTE EVOCAMOS UN ESTEREOTIPO O UNA SERIE DE CONDUCTAS. NO OBSTANTE, AQUELLO ES SOLO UNA PEQUEÑA MANIFESTACIÓN DE LA PERSONA O LA CONSECUENCIA DE SU PROCESAMIENTO COGNITIVO O SENSORIAL DIFERENTE.

Como siempre menciono a las familias, la conducta es solo la punta del iceberg, por lo tanto, debemos centrarnos en aquello que en ocasiones nos dificulta ver y que tiene relación con la persona tras el diagnóstico, es así como nos invita Javier Tamarit, psicólogo por la Universidad Autónoma de Madrid,

La discapacidad no anula a la persona, esta sigue siendo la misma, con los mismos sueños, con la misma personalidad. Como sociedad en avance, debemos mirar más allá de la discapacidad, conocer a la persona y tratar a la persona, no a la discapacidad”.

Por lo tanto, las personas con autismo, al igual que las personas de desarrollo típico poseen sueños, pero estos sueños se verán cumplidos en la medida que los padres, escuela y comunidad trabaje de manera coordinada por alcanzarlos, y por, sobre todo, mirarlos desde todo su potencial.

Pues entonces, ¿cómo hacemos para definir y concretar estos sueños?

En un primer momento será necesario conocer cuáles son las necesidades de los miembros de la familia, sus inquietudes y que esperan de su hijo o hija con Autismo.

Por otro lado, será de vital importancia conocer cuáles son las dificultades que el núcleo familiar va manifestando en el proceso, cuáles son sus inquietudes, necesidades, ilusiones, si requieren de respiro o acompañamiento. Conocer cuáles son sus prioridades será el punto de partida de nuestro trabajo.

Posteriormente y como segundo paso, conocer los sueños e ilusiones de la persona central, en este caso el niño, niña, joven o adulto con Autismo y que se requiere para alcanzarlos.

Finalmente, y para concretar cada uno de estos sueños, tendremos que definir quien o quienes serán las personas que trabajarán en aquello. Probablemente, nos daremos cuenta de que contamos con una variada gama de recursos tanto humanos como aquellos que nos brinda el entorno.

El tener sueños para nuestro hija o hijo será el primer paso tras el Diagnóstico.

Evocando las palabras de una madre “Yo no quiero curarlo porque no lo considero enfermo.

Tampoco quiero curarlo; quiero que tenga herramientas para que sea su mejor versión.

Tengamos cuidado con lo que publicamos…seamos amables” Julia Moret.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.