Superando el bullying por la obesidad: Consejos para fortalecer tu amor propio y autoestima.

0 7.149
EL BULLYING ES UN PROBLEMA SERIO QUE AFECTA A MUCHAS PERSONAS, Y AQUELLOS QUE SON VÍCTIMAS DE ACOSO DEBIDO A SU PESO SUFRE DESAFÍOS ÚNICOS.

Te hablo en primer persona por que lo viví, lo compartí con cientos de pares y trato a cientos de personas.

Si sufres de bullying por tu obesidad, es importante recordar que el problema no eres tú, sino aquellos que te acosan.  El ser gordo no tiene nada de malo, perjudica tu salud, pero no debes permitir el abuso verbal, psicológico que hacen sobre ti por no pertenecer a los parámetros que la sociedad tiene. Recuerda que la sociedad es gordofobica en general, hay países que son más que otros.

Aquí hay algunos consejos para ayudarte a superar el bullying y fortalecer tu amor propio y autoestima.

  • Reconoce tu valor intrínseco:

El primer paso para superar el bullying es recordar que tu valor como persona no está determinado por tu apariencia física. Eres valioso y mereces respeto y dignidad, independientemente de tu peso. Tienes que amarte a ti mismo sobre todas las cosas, para eso tienes que conocerte en profundidad. No podemos amar a algo que no conocemos. Agradece todos los días al despertar y al acostarte. Mírate en el espejo y sonríete, busca las cosas que te gusten de tu cuerpo y busca la manera de que la mirada tanto tuya como de otro vayan hacia allí. Recuerda que eres mucho más que el número en la balanza.


  • Rodéate de personas positivas:

Busca personas que te apoyen y te acepten tal como eres. Rodearte de amigos y familiares que te brinden amor y apoyo incondicional te ayudará a construir una red de seguridad emocional. Estas personas te recordarán constantemente tu valía y te darán la confianza necesaria para enfrentar el bullying. Estas personas son las famosas «personas vitaminas» quien habla la Dra. Marian Rojas Estape (médica psiquiatra española).



  • Aléjate lo más posible de aquellas personas tóxicas:

No solamente las que te señalan con el dedo o te aíslan si no de aquellos que «te dan una mano» para salirte de tu plan nutricional. Ellos también te están haciendo bullying.


  • No tengas miedo de buscar ayuda profesional:

Los médicos, terapeutas y consejeros pueden ayudarte a desarrollar estrategias para enfrentar el acoso y fortalecer tu autoestima. Los grupos de autoayuda son una gran manera de aprender a cómo defenderse del bullying. Ellos te proporcionarán herramientas útiles para manejar las situaciones difíciles y te darán el apoyo emocional necesario.


  • Recuerda que las palabras hirientes y los comentarios negativos de los acosadores no definen quién eres:

No te tomes las palabras en serio y no permitas que te afecten. Reconoce que el bullying es un reflejo del problema de los acosadores y no de tus propias cualidades. Aunque uno no lo crea ellos están viéndose en ti como en un espejo, están viendo algo que de ellos que no les gusta. Piensa que si uno tiene su propia vida y su amor propio alto no tiene interés ni tiempo en meterse con el otro. Mantén una actitud positiva y no permitas que las palabras dañinas penetren en tu autoestima.


  • Enfócate en tus intereses y talentos:

Cultivar tus pasiones te ayudará a encontrar un sentido de propósito y confianza en ti mismo. Ya sea que te guste la música, el arte, el deporte o cualquier otra actividad, dedica tiempo a desarrollar tus habilidades y disfrutar de lo que haces. Por ejemplo el mío fue la equitación y mi pasión por los caballos. Esto te dará una sensación de logro y te recordará tus cualidades positivas más allá de tu apariencia física.


  • Cuida tu bienestar físico:

Mantener una buena salud física es importante para tu bienestar general. No te obsesiones con perder peso debido al bullying, sino enfócate en llevar un estilo de vida saludable. Come alimentos nutritivos, haz ejercicio regularmente y duerme lo suficiente. Estos hábitos te ayudarán a sentirte bien contigo mismo y a mejorar tu autoestima.


  • Establece límites y denuncia el acoso:

No tengas miedo de establecer límites claros cuando te enfrentes al acoso. Di «no» a las burlas y hazles saber a los acosadores que su comportamiento es inaceptable. Si el bullying persiste, no dudes en denunciarlo a las autoridades competentes, ya sea en la escuela, el trabajo o en cualquier otro entorno en el que ocurra. Nadie tiene derecho a acosarte por tu apariencia física.


Conclusión:

El bullying por la obesidad es devastador, pero recuerda que no estás solo. Sigue estos consejos para fortalecer tu autoestima y superar el acoso. Eres valioso y mereces respeto, amor y aceptación. No dejes que las palabras de los acosadores te definan. Lo que te define es tu actitud. Te define que es lo qué haces con lo qué pasa. Recuerda la gente no te hace cosas, hace cosas, eres tú quien decide si te afecta o no.

Enfócate en tu bienestar emocional y físico, y busca apoyo en personas que te aprecien tal como eres. Juntos, debemos crear un mundo más inclusivo y compasivo, donde la obesidad no sea motivo de discriminación ni acoso.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.